Entrar

.

.

Muere Chespirito, el actor que dio vida al Chavo del 8

Roberto Gómez Bolaños (Ciudad de México, 1929), uno de los artistas más populares de América Latina, falleció este viernes a los 85 años


Pocos han ejercido la ironía como Roberto Gómez Bolaños, actor, escritor, cómico, director y dramaturgo mexicano. El Chavo del Ocho en millones de hogares de América Latina; el Chaves para otros tantos de brasileños; el Chómpiras, un ladrón noble; el Chapulín Colorado —un héroe “más ágil que una tortuga, más fuerte que un ratón, más noble que una lechuga, su escudo es un corazón”—. Chespirito. El creador de estos entrañables personajes de acento mexicano pero en el corazón de tantos latinoamericanos ha muerto este viernes. Tenía 85 años.

Hijo de la secretaria Elsa Bolaños-Cacho y del pintor y dibujante Francisco Gómez Linares, Roberto Gómez Bolaños nació en la Ciudad de México el 21 de febrero de 1929, el mismo año en que el astrónomo Hubble descubrió que el universo se encuentra en continua expansión y que los primeros lobos de Wall Street perpetraron su primer crack y hundieron al mundo en la Gran Depresión. Todo esto lo cuenta en su autobiografía titulada Sin querer queriendo (Aguilar, 2006), un libro que descubre a un resuelto narrador.

Pero en los tiempos en que Gómez Bolaños quiso aventurarse en los escenarios, el asunto no era sencillo. Primero quiso subirse a un ring (hizo de boxeador amateur y tras unas cuantas trompadas decidió que aquello no era lo suyo), cumplió el servicio militar —muy a su pesar— y debió sacarse un título de ingeniero por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Que nunca ejerció, por cierto. Finalmente terminó de creativo publicitario en una agencia y de guionista de películas, muchas de ellas de Viruta y Capulina, un popular dueto de cómicos de los años cincuenta.

De aquellos tiempos viene su apodo, Chespirito. Se le atribuye al director Agustín Delgado. El asunto es que de tanta creatividad que rebosaba el mexicano, de baja estatura además, el cineasta, cariñosamente, le dijo que era como un Shakespeare, pero en chiquito. Un Shakespearecito. El mote, mexicanizado, devino en Chespirito.

En su autobiografía, Gómez Bolaños confiesa también que fue primo del expresidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970 y mandatario el 2 de octubre de 1968, el día en que ocurrió la masacre contra estudiantes en la plaza de Tlatelolco). Dice que era primo hermano de su mamá, que tocaba la guitarra, que tenía estupenda voz y que era muy bueno para contar chistes. Y que sí, que era político. “Pero en este mundo nadie es perfecto”.

El gran momento de Chespirito llegó a finales de los años sesenta. Nacieron Los Supergenios de la Mesa Cuadrada, una suerte de tertulia en la que compartía mesa con María Antonieta de las Nieves, Rubén Aguirre y Ramón Valdés. Los televidentes mandaban preguntas de actualidad y los ponientes respondían de manera absurda. “Problema discutido, problema resolvido”, era su lema. Éxito instantáneo.

La creatividad de Gómez Bolaños, que sus primeros maestros bien habían diagnosticado como propia de un géiser, hizo que el programa se extendiera a una hora y se llamó entonces Chespirito. Se convirtió entonces en un espacio de sketches. Aquí nace El Chapulín Colorado y para 1971 había llegado El Chavo del Ocho.

El Chavo del Ocho era un niño que vivía en un barril en una vecindad como podría haber sido cualquiera de la Ciudad de México o quizá, aventurémonos, de cualquier metrópoli de América Latina. El Chavo no tenía nombre pero sí un sueño: una torta (bocata) de jamón. Sufría humillaciones, pero su ingenio lo salvaba. Los personajes de la vecindad hacían una burla del enraizado clasismo de la sociedad mexicana. “¡Chusma, chusma!”, gritaba el supuesto niño bien de aquella peculiar tropa, que en realidad era un muchachito de enormes mofletes que se refugiaba tras las faldas de su mamá.

El Chapulín Colorado se cuece aparte. México es un país que, pese a su vocación épica, tiende a mirar con una ceja levantada, por incredulidad, la aparición de un héroe autoproclamado. Así que a Chespirito se le ocurrió un héroe peculiar. Sus “antenitas de vinil" detectaban cualquier mal. Tenía mucha (mucha) torpeza. Pero un gran corazón. Su “chipote chillón” (esa era su arma) vencía a los malvados, sus “pastillas de chiquitolina" le ayudaban a escurrirse de situaciones incómodas y la “chicharra paralizadora” le servía para inmovilizar a sus enemigos y escapar una vez más y dejar a su público, como siempre, fascinado. “¡No contaban con mi astucia!”, espetaba a la cámara.

Falta describir al Chómpiras, el ladrón honrado; el doctor Chapatín, un veterano de Los Supergenios de la Mesa Cuadrada que cargaba una bolsa de papel que nadie supo que traía dentro o Chaparrón Bonaparte, el loco más cuerdo de un patio de vecinos.

Sus programas, bajo distintos nombres, se transmitieron por décadas por la televisión mexicana y en todo el continente a través de Televisa. Llenaba estadios en toda la región. No todo es un lecho de rosas. Siempre planeó sobre él la sospecha de haber actuado en una fiesta infantil para un narcotraficante colombiano (él lo negó con firmeza hasta el final) o que se presentó en Chile mientras el país sufría el sangriento régimen pinochetista. Chespirito decía que él no visitaba gobiernos sino “a los pueblos que disfrutaban su trabajo”.

Pero es que la América Latina de Roberto Gómez Bolaños lo amaba, y el sentimiento era mutuo. Salvadoreños, chilenos, brasileños, peruanos, por igual. “Ustedes, mexicanos, se creen que por haber inventado al Chavo del Ocho han inventado al mundo, ¿no?”, decía un peruano en Madrid hace poco más de un año.

Gómez Bolaños se casó dos veces, primero con Graciela Fernández, madre de sus seis hijos, y quien murió en agosto de 2013. Y después en 2004 con Florinda Meza, su compañera por décadas y otra infaltable en el amplio abanico de personajes del mundo de Chespirito.

A Chespirito le gustaba contar una anécdota. Un día, en un hospital, un señor de edad avanzada no podía hablar. Pero le brillaban los ojos cuando aparecía el programa de Gómez Bolaños y aún más cuando aparecía El Chapulín Colorado. Pasaron días y semanas. Finalmente, los médicos quedaron fascinados. El paciente habló. Solo dijo una palabra: Chapulín.

En México, el amor por Chespirito se lleva por dentro e incluso es conflictivo. Hay algunos que lo niegan de plano. Y no es común que se proclame, pero el hecho es que su programa no se ha dejado de transmitir y los derechos por sus personajes generan tantas ganancias que han provocado terribles peleas entre los otrora amigos del elenco. En México ha sido acusado de hacer un humor simplón, de pastelazo e incluso insultante.

Pero él, en el servicio militar, recordaba que un día se quedó dormido cuando era momento de hacer honores a la bandera. Cuando se iza el lábaro patrio y todos los jovencitos que cumplen la tarea deben estar firmes y serios. Pues Gómez Bolaños estaba dormido y cuando lo despertaron, lo único que se le ocurrió decir fue: “¡Y a mí qué me importa, carajo!”. Craso error. Su superior, ya bajados los ánimos, le dijo: “Antes no te mandé fusilar”. Chespirito reflexionaba: “Quizá yo sí merecía algo semejante. Pero la verdad es que no solo amo entrañablemente a mi país, sino que me encanta nuestra bandera y siento algo muy bonito cuando la veo”.

Palabras del policia que mato Michael Brown

El policía blanco que mató a un desarmado joven afroestadounidense en agosto pasado en la ciudad de Ferguson y que no fue inculpado por la justicia dijo este martes que tiene "la conciencia limpia" y que volvería a actuar de la misma manera.

Darren Wilson dijo que temió por su vida antes de accionar su arma reglamentaria -la primera vez que lo hacía desde que operaba en la ciudad de la periferia de St Louis-, matando al joven de 18 años Michael Brown.

"La razón de que tenga la conciencia limpia es que sé que actué de manera correcta", dijo Wilson a ABC News, en sus primera declaraciones sobre el tema desde los hechos del 9 de agosto pasado.

Interrogado acerca de si hubiera reaccionado de la misma forma si Brown hubiera sido blanco dijo que "Sí... sin duda".

El policía describió a Brown, un adolescente de 1,93 metros y 130 kilos, como "un hombre potente", comparándolo con el luchador profesional Hulk Hogan. "Iba a matarme", agregó.El policía rompió su silencio.

"Me pregunté si debía dispararle a ese tipo, si podía hacerlo legalmente. Y mi respuesta fue que debía hacerlo", agregó.

Darren Wilson dijo que él y su esposa esperan poder volver a vivir normalmente. "Sólo esperamos eso", dijo.

El lunes un gran jurado decidió no inculpar a Wilson, un fallo que disparó una serie de violentos enfrentamientos en Ferguson, una localidad de 21.000 habitantes en la que la mayoría de los policías son blancos.

La madre de Miss Honduras y una dramática confesión sobre la vida "imprudente" de su otra hija

Sofía Trinidad Alvarado Muñoz era "imprudente y rebelde" y eso fue lo que permitió que tanto ella como su hermana María José Alvarado ( Miss Honduras Mundo ) fueran asesinadas. La descripción es dura, pero pertenece a alguien que conocía como nadie a ambas: Teresa Muñoz, la madre de las jóvenes cuyos cuerpos fueron encontrados hace una semana. En una entrevista reproducida por el diario El Heraldo, Muñoz contó la personalidad de la menor de sus hijas, quien llevó por el mal camino a su hermana. "La perdono", señaló la mujer, profundamente dolida por las pérdidas violentas.
"La perdono por llevar a María José a su muerte. Ella no era una mala persona, pero era ingenua y confiaba y escuchaba más a sus amigos que a su familia", relató Muñoz a un diario británico. Pero no era su madre la única que la alertaba sobre su relación con Plutarco Ruiz. También sus amigos más allegados estaban preocupados por ese vínculo, ya que consideraban al hombre una persona peligrosa. Muñoz siguió con su lamento: "Yo quisiera que ella hubiera escuchado mi consejo. Mis hijas estarían vivas y no tendríamos miedo de nuestras vidas. Todo el mundo que la quería le advirtió que esto terminaría mal".

El noviazgo de Sofía con Ruiz no fue sin embargo la primera vez que desoyó los consejos de su familia. Su primera relación fue con un hombre a quien Muñoz califica como "borracho" y que no era el "adecuado" para ella.Pero el vínculo comenzó en secreto y prosperó. El hombre se llamaba Lesvin Fernández y tenía 11 años más que ella, que tenía por entonces apenas 18 años. "Le dije que no era adecuado para ella, que era demasiado viejo y que no era una buena persona, pero ella no me escuchó y empezaron a salir en secreto", recordó. Hace poco más de un año, el hombre fue asesinado. La pareja vivió hasta entonces juntos.Según relata El Heraldo, la enfermedad del padre de las jóvenes no ayudó a la unión y organización familiar. Sofía salía más veces sola y en ocasiones llevaba consigo a María José, quien admiraba a su hermana. Seis meses más tarde, el cáncer de estómago del hombre terminó con su vida y la familia terminó de desmembrarse.

"Sofía nunca quería decirme dónde o con quién estaba", relató Muñoz y agregó: "Ella nunca contestaba el teléfono cuando la llamaba, tampoco los mensajes de texto. Tenía que pedirle a María José que la llamara porque solo a ella le contestaba las llamadas".

Pero fue su relación con Plutarco Ruiz lo que marcaría el final de su vida. Las salidas comenzaron en septiembre pasado. Sofía era maestra en un secundario para adultos de San Vicente Centenario y él era su alumno. Las referencias que llegaron a oídos de Muñoz no fueron los mejores. Por el contrario, las palabras "narcotráfico" y "Ruiz" estaban emparentadas en el vecindario. "Eran conocidos como una familia ligada al narcotráfico; eran personas violentas y su padre y su hermano habían sido asesinados a causa de su participación en carteles de la droga", explicó la mujer.

"Me senté con Sofía y le dije lo que mi amiga me había dicho y ella se sorprendió al escucharlo. Le dije que tenía que romper la relación porque era una persona peligrosa y que debía hacerlo de a poco para evitar cualquier problema. Me escuchó y estuvo de acuerdo conmigo", manifestó Muñoz.

Sin embargo, no fue sencillo y Ruiz no dejó por terminada la relación. "Recuerdo haber escuchado a María José decirle que no cayera de nuevo en la trampa, que debía olvidarse de él. Incluso comenzó a conducir delante de nuestra casa en su camioneta, haciendo presión". Lo que la familia no sabía era que no se trataba de "presión", sino de una actitud peligrosa y amenazante. "Finalmente, Sofía fue a su fiesta de cumpleaños e incluso le horneó un pastel", agregó.

"El día antes de la fiesta, cuando estaba haciendo el pastel aquí en la casa le preocupaba que no le gustara. María José le dijo que si él realmente la amaba como le dijo, le gustaría el pastel, como fuera", dijo Muñoz. En esa fiesta de cumpleaños se produciría el doble crimen. El pastel no fue el motivo, sino un ataque de celos de Plutarco, que no sólo terminó con la vida de su novia, sino también con la de Miss Honduras Mundo, en la pista de baile, donde la Policía encontró perforaciones de bala y un pastel sin degustar.

JCI Femenina Santo Domingo con gran presencia en la Escuela de Funcionarios Locales 2015

DN.- La Cámara Junior Internacional Femenina Santo Domingo, Inc (JCI) amparada en su misión de proveer oportunidades de desarrollo a las personas jóvenes para crear cambios positivos, asistio a la Escuela de funcionarios locales del periodo 2015, con el objetivo de capacitar al nuevo Comité Ejecutivo 2015 encabezada por Ingrid Toribio, Presidenta electa para el periodo 2015, la cual se desarrolló en las instalaciones de la Cámara de Comercio y Producción de Monseñor Nouel.

 Con el principal objetivo de capacitar a las nuevas autoridades del año entrante de las organizaciones locales de todo el país.

A la escuela de candidatos locales asistió la Pasada Presidenta Local del 2012 Niurka García, quien estará desempeñándose en la JCI RD como Directora de Premios, y la Pasada Presidenta Local 2014 Mercedes Alberto, quien es nombrada en JCI República Dominicana Directora de Relaciones Públicas para el año entrante, siendo una de los capacitadores de la escuela de candidatos, y motivando a las nuevas autoridades a crear cambios positivos en las comunidades a apadrinar.

La delegación Femenina estuvo encabezada por Ingrid Toribio presidenta electa mediante votos  para el periodo 2015, seguido de Elizabeth Vázquez, Vicepresidenta de Comunidad, acompañada de las  miembras, Yudelkys  Rodríguez, aspirante a Secretaria Local, y Lea Dionicio.

Ala capacitación también asistieron  demás presidentes locales de todo el país como son Jochy Peralta de JCI Santiago, Aneudy Batista de JCI 80, Susana Casanova de JCI San Cristóbal, Juan Santos de JCI Puerto Plata, y Henry Herrera de JCI Moca.

JCI Femenina Santo Domingo asume el compromiso de preparar y desarrollar planes estratégicos y de acción Local en la elaboración de proyectos de Impacto sostenibles a través del Marco de Ciudadanía Activa en el sector apadrinado del 2015  Villa Mella comunidad de San Felipe.

JCI (Jaycees) es una organización sin fines de lucro, basada en la membresía de jóvenes mujeres de 18 a 40 años en más de 100 países que se dedican a crear cambios positivos en sus comunidades, ofreciendo oportunidades de desarrollo a cada miembro ciudadano activo, para mejorarnos a nosotros mismos, y así poder empoderarnos de las comunidades apadrinadas para identificar problemas y crear soluciones dirigidas a impactar, cumpliendo con esto ya  100 años de fundación para el 2015.

Locos y Sueltos se apodera de la radio digital desde el 1 de diciembre

La espera terminó. Durante un encuentro de prensa en la Asociación de Cronistas de Artes (Acroarte), Locos y Sueltos fue develado.

Se trata de un programa de radio que será transmitido por la primera emisora digital comercial del país, Unikradio (Unikradio.net), desde este próximo lunes primero de diciembre de lunes de a viernes de una a dos de la tarde.

Locos y Sueltos es un concepto radial pensado para crear una experiencia, que aparte de entretener, informe de manera jocosa sin perder el apego de la realidad, donde el choque de los diferentes puntos de vista de sus conductores incentive a la reflexión de los patrones culturales que se viven en la actualidad.

El equipo de comunicadores que conforman este novedoso espacio, está integrado por Enrique Medina, Yldemaro Desangles, José Montes De Oca, Ángela Luna, Elsie Cruz, Francisco Montero y Germania Ceballo en la producción.

Durante la hora tendrán contacto directo y abierto con la audiencia a través de llamadas telefónicas y sus redes sociales: Facebook Locos y Sueltos, Instagram @Locosysueltos, Twitter @Locosysueltosrd.

Además de su divertido contenido fraccionado por las secciones Pcinetría, Musicólocos, Tecnofilia, Deportiholic, Modafilia, Cronista Suelto, Artefobia, El Cuestiomalo y La Lamada “Inconsciente”, también contara con personajes fuera de serie y colaboradores en cada una de estas.

¿Porqué qué el logotipo de Locos y Sueltos?

Las características del simio, dentro del reino animal son las más parecidas a las de los seres humanos no racionales, su actitud es completamente instintiva pero a su vez sigue un patrón lógico, en ese orden Locos y Sueltos busca entretener de una forma lógica a todo el público.

ÚnikRadio es una emisora adulta joven, diseñada, producida y dirigida para los cibernautas transmitida desde la República Dominicana para todo el planeta, con una programación balanceada e inteligente como sus oyentes. Forma parte de la empresa productora de televisión Eventips.

La estación radial puede ser escuchada desde cualquier equipo con acceso a Internet: Computadoras, Android, BlackBerry, IPhone, Tablet, IPod, etc. sólo entrando al portal web www.unikradio.net y a través de la aplicación TuneIn Radio.

Miguel Tejada no puede jugar hasta que pague multa

Miguel Tejada aún no ha pagado la multa por 200 mil pesos que se le impuso en la pasada temporada, debido al caso con los Gigantes del Cibao y hasta que no salde esa deuda está impedido de jugar con las Águilas Cibaeñas.Las Águilas esperaban el debut de Tejada anoche, pero el jugador tiene primero que realizar el pago de dicho monto, informó a elCaribe una fuente de entero crédito que pidió reservas de su nombre porque no está autorizado a hablar públicamente del tema.

Tejada fue suspendido por el resto de la pasada temporada (decisión que fue emitida en diciembre) por el presidente de la Liga Dominicana de Béisbol, Leonardo Matos Berrido, debido a sus vínculos como uno de los propietarios de los Gigantes del Cibao. Previo al juego se supo que Miguel estaba recluido en un centro médico en Baní debido a problemas de salud.

Shigeru Miyamoto, padre de Super Mario Bros

“No he creado mis obras para que se consideren arte” 

 Por ISABEL VALDÉS ARAGONÉS / ÁNGEL LUIS SUCASAS

Shigeru Miyamoto.
Amarilla. Azul. Roja. Tres cabezas asoman por el quicio de una puerta. Miran fijamente a un hombrecillo enfundado en un traje de astronauta que vierte un denso líquido color frambuesa. Ese diminuto ser es el Capitán Olimar y quienes lo observan, tres pikmin. Los personajes de ese irreal y colorido mundo que es el videojuego de Nintendo creado por Shigeru Miyamoto, se han independizado. Vuelan libres. El padre de Super Mario Bros se ha zambullido en el mundo del cine con tres cortos de animación, Pikmin short movies, que presentó en el último Festival Internacional de Cine de Tokio.

“Hay cosas que no podemos expresar en su totalidad usando los videojuegos, como ha ocurrido con estos cortos. Siempre estoy interesado en otras formas de expresión si ofrecen la posibilidad de expandir el mundo de los videojuegos”, explica Shigeru Miyamoto (Sonobe, 1952).

Los pequeños entes de aspecto gomoso protagonizan tres historias llenas de referencias a otros títulos de la casa. Corren, tienen miedo, se preocupan, ríen, crean estrategias, se bañan en barro. Y lo hacen solos. Detrás, no hay ningún jugador que los controle. Nadie que pulse una flecha que marca una dirección. “El jugador no puede controlarlos. Una especie de animales de compañía, esa sería quizá una buena manera de describir lo que los pikmin significan para el jugador”.


Que Miyamoto se pase ahora al cine no debe encender las alarmas del amante de los videojuegos. Al menos, de momento. “No tengo planes para hacer un largometraje”, afirma el creador de mitos como Mario o Zelda y ganador del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2012. Esta excursión al séptimo arte desde el décimo es más bien para cumplir con un capricho de juventud, con lo que el Miyamoto chaval fabulaba que sería el Miyamoto adulto: “Cuando por fin comencé a crear estos cortometrajes, me di cuenta de que estaba experimentando algo similar a lo que ansiaba en mi niñez, convertirme en un artista de animación manga y en un guionista de guiñol”.

Sin embargo, Miyamoto se contradice inmediatamente cuando llega el punto sensible que sigue teniendo el videojuego. ¿Son o no son un arte? Miyamoto es tajante: “En lo que a mí respecta, nunca he creado videojuegos con la intención de que sean reconocidos como arte”. Aunque el autor matiza, consciente de cuál es el clima del debate actualmente: “Los videojuegos ahora se han incorporado a la vida diaria de muchas personas, así que podría decirse que los videojuegos están cada vez más cerca del centro de la cultura”. Suena a declaración de principios de su compañía, Nintendo, pues los también creadores de Pokémon dieron respuesta análoga a la misma cuestión en una entrevista a EL PAÍS.

Que de pronto Nintendo dé un paso a uno de los bastiones del cine actual, la animación, no es baladí. La compañía afrontó el último año la mayor crisis de su historia. Pérdidas de cientos de millones de euros en tres cuatrimestres consecutivos y múltiples artículos anticipando su canto del cisne en prensa especializada y generalista. Y sin embargo, los últimos resultados de la compañía han ofrecido unos inesperados beneficios.

Como principal figura de su compañía, Miyamoto dice que “Nintendo siempre ha sido también una compañía de juguetes”. Pero el cambio de filosofía de esta marca que ha vendido más de 4.000 millones de videojuegos y más de 600 millones de consolas parece anticipar un cambio en profundidad: “El entretenimiento interactivo aún tiene muchas posibilidades que no se han tocado. Y Nintendo será la compañía que siempre creerá que su misión es crear entretenimiento sin precedentes”. Parte de este cambio ya se palpa. No solo los cortometrajes de Pikmin, sino también las figuras amiibo, muñecos de sus personajes más populares como Mario o Pikachu, que tienen un chip para conectarse a sus consolas y juegos.

A pesar de llevar 35 años en el negocio, Miyamoto quiere continuar siendo quien siga llevando la batuta del videojuego, de lo que es y de lo que será: “A los 60, he podido ponerme al frente de la producción de una película por primera vez. Si sigo recibiendo estímulos frescos, espero poder involucrarme en la creación de formas de entretenimiento completamente nuevas tanto tiempo como sea posible”.

Johnny Ventura arranca la parranda navideña

La leyenda viva del merengue, Johnny Ventura, le da la bienvenida a La Navidad con una espectacular fiesta de gala en el Opalo Gran Salón del Embassy Suites by Hilton en Santo Domingo, a beneficio de la fundación Techo.

El “Caballo mayor” encenderá la pista con su vasto repertorio el viernes 28 de noviembre a partir de la 8:30 de la noche.

La producción informó que en el auditorio a implementado una pista de baile para un mejor disfrute del show. Así mismo también un imponente escenario combinado con un espectacular juego de luces y sonios para que los presentes puedan apreciar a todo dar la actuación del máximo exponente del merengue dominicano.

Las entradas para disfrutar de esta atractiva actividad y apoyar las importantes labores que desarrolla Techo están disponibles en el Embassy Suites by Hilton, y Para reservaciones llamar a los números 809-565-6847/809-289-1251.

La fundación TECHO es una organización presente en Latinoamérica y El Caribe que busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios.

Ramón Ferrer, en la ruta para ser el primer árbitro dominicano en la MLB

En 2014 se convirtió en el pionero en Spring Training y Triple A 


 POR NATHANAEL PÉREZ NERÓ

Ramón Ferrer debutó en la Lidom con apenas 24 años
(2006).
SANTO DOMINGO. El arbitraje es el único rincón que no han alcanzado los tentáculos dominicanos en las Grandes Ligas en casi seis décadas. Desde que Osvaldo Virgil abriera la puerta en 1958 la marca criolla ha ocupado puestos desde el más alto nivel gerencial hasta dirigentes y cortadores de gramas con la mejor impronta dejada por uniformados dentro de las líneas de cal.

Ramón Ferrer, monteplatense de 31 años, concilia a nivel de madrugada el sueño de ser tan pionero como El Orégano, Felipe Alou (dirigente) y Omar Minaya (GM). Ya en marzo comenzó a ensayar la hazaña al convertirse en el primer juez quisqueyano en trabajar en partidos de Spring Training y en el verano estrenó la bandera tricolor entre las nacionalidades de árbitros que han laborado en Triple A, la antesala del Big Show.

Pero, si bien es joven, el proceso de escogencia de los árbitros ligamayoristas es más exigente y circunstancial que el de los jugadores. Asistir a la Arizona Fall League en octubre del próximo año, obtener una alta puntuación de los evaluadores allí, y que hayan retiros en la MLB son las combinaciones que tienen que darse para que se materialice su aspiración.

Pero lo que más complica la meta es que el tiempo máximo que otorga la MLB es cinco años de trabajo en Triple A para promover a los aspirantes a una posición que paga entre US$120 mil y US$350 mil y para la que solo hay 68 plazas que una vez se consigue solo se deja por problemas de salud, retiro o faltas graves.

Personas que conocen su trayectoria lo describen como dueño de una disciplina militar en su trabajo.

De hecho, Ferrer se “castiga” cuando siente que falla en el terreno, ya sea con suspender una “buena” cena o hacer un largo trayecto a pie, como hizo en 2004 tras arbitrar un partido de Liga de Verano en la Loma del Sueño en San Cristóbal, y decidir bajar esa montaña a pie, con un bulto pesado en su espalda.

“Es un poco difícil conciliar el sueño después de llamar una jugada errada. Pero en momentos como ése tengo una esposa (Fiordaliza Frías) que es impresionante. Cuando tengo esos momentos difíciles, ella me llama y me anima”, dijo Ferrer a DL en las gradas del estadio Quisqueya antes de un partido.

Su ascenso

Reclutado como árbitro para la Secretaría de Deportes en un curso ofrecido previo a los Juegos Nacionales de Monte Plata en 2001 por Mirel Zayas (aquel a quien Héctor Roa mordió en una oreja en 1995 en un Escogido-Estrellas en San Pedro de Macorís), Ferrer comenzó a trabajar en la Liga de Verano en 2004 y su labor allí impresionó a Jorge Bauza, supervisor de la Minor League Baseball.

Bauza le sugirió que aprendiera inglés. Ferrer abandonó sus estudios de ingeniería en informática en la UASD, y se concentró en aprovechar una beca del Programa de Inmersión en la lengua de Shakespeare ofrecida por la MESCYT. Su estreno en la pelota otoño-invernal se produjo en 2006, cuando los árbitros estadounidenses decidieron marcharse tras varios incidentes.

Pero la oportunidad que le abre las puertas a trabajar en los Estados Unidos se produjo en 2008, cuando asistió a un entrenamiento en Los Ángeles junto a 109 colegas, y quedó entre las mejores 25 calificaciones. De allí pasó a otra ronda con 50 aspirantes, y fue uno de los nueve cuyo desempeño les mereció una plaza.

Desde 2009 trabaja en ligas menores, y en 2010 estuvo en el Juego de las Estrellas de la Liga del Golfo. Los salarios en Triple A oscilan entre US$2,600 y US$3,500 al mes en una temporada que se juega entre abril y agosto.

La liga le cubre el hospedaje, la alimentación, y le entrega cuatro camisetas y dos pantalones. Las zapatillas, careta y pechera protectora tienen que correr por su cuenta.

Indemnización de Oscar Taveras se reduce

Su seguro de vida pasaba del millón de dólares, pero bajará en más de un 50% debido a que estaba ebrio cuando se accidentó


La indemnización correspondiente al seguro de vida del fenecido jugador Oscar Taveras será reducida en más de un 50 por ciento debido a que estaba ebrio al momento de sufrir el accidente que le costó la vida. La información la suministró una fuente vinculada a la familia de Taveras que pidió reservas de su nombre porque no está autorizada a hablar públicamente del tema.

“Todos los jugadores de grandes ligas tienen un seguro de vida. El de Oscar era de un poco más de un millón de dólares, pero el monto llega completo si no hay drogas, alcohol u otras sustancias involucradas en su muerte y ese no es el caso”, dice el informante.

“Ya todos sabemos los resultados de la autopsia y el nivel de alcohol en la sangre era elevado. Eso hace que se reduzca en un poco más de la mitad el monto a recibir”, agregó.

Varias personas consultadas por este diario, pero que también prefirieron el anonimato, revelaron que el exprospecto de los Cardenales de San Luis puso a su madre como beneficiaria de la póliza.

Taveras, de apenas 22 años de edad, falleció el pasado domingo 26 de octubre cuando su vehículo, un Camaro rojo del año, se salió de la vía en la carretera entre Sosúa y Cabarete, en la provincia de Puerto Plata, y se estrelló contra un árbol, lo que le provocó traumas severos en la cabeza, corazón y el pulmón, entre otras partes de su cuerpo.

Junto a Oscar, que esta campaña debutó en las Grandes Ligas con San Luis, estaba su novia Yamali Arvelo, de 18 años, quien también falleció al instante.

La autopsia practicada al expelotero indicó que manejó bajo efectos excesivos del alcohol. Según el reporte del Instituto de Ciencias Forenses (Inacif), y al que tuvimos acceso, Taveras tenía un nivel de alcohol de 287 ml/dl (miligramos por decilitros) y el rango de embriaguez va desde 150-300 gramos.

Ayuda para su hijo

Taveras dejó un niño en la orfandad, pero la fuente reveló que al infante se le asignará una ayuda mensual. El monto, que podría llegar a los 10 mil dólares, será manejado por la madre del único vástago de Taveras. “Esto es para los gastos del hijo de Oscar, o sea, su alimentación, salud, ropa, lo que necesite”, dijo el informante, quien aclaró que este dinero le llegará al pequeño hasta que tenga la mayoría de edad.

El niño también recibirá ayuda para la universidad cuando tenga la edad requerida para estudiar si es que así lo decide.

“Esos estudios están asegurados. Hay un capítulo en el sistema que se encarga de eso para cuando pasan estos hechos lamentables”, agregó la fuente.
Queda por determinarse el monto de la pensión de Taveras. Los peloteros de Grandes Ligas tienen unos de los planes de retiro más abarcadores y generosos de los deportes profesionales. Basta con estar un día en el roster para obtener ciertos beneficios. Taveras participó en 80 encuentros en la pasada campaña con los Cardenales, que fueron a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Los jugadores reciben un bono por ir a la postemporada. Aún está por determinarse cómo se manejará el de Oscar.

El matrimonio del diablo

El alcalde de Iguala y su mujer han vivido de la corrupción, la violencia y el narco 

 Por JAN MARTÍNEZ AHRENS

José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda, en mayo de 2013. 
Eran las siete y cuarto de la tarde de un viernes cuando Naborina Salgado Macedonio oyó seis detonaciones trepar por el hueco de la escalera. Abajo, en el descansillo de la entrada, había quedado sin vida Justino, su hijo. Un balazo le había atravesado el rostro, otros dos el abdomen; los tres restantes no encontraron a su víctima. La reconstrucción policial demostraría que, antes de morir, el hombre, vestido aquel día con su guayabera más blanca, había intentado subir las escaleras para buscar refugio en la casa de su madre. Los sicarios no lo permitieron.

Nunca se supo quién lo mató, o nunca se quiso saber, pero en Iguala hay cosas que se entienden sin necesidad de palabras. Justino Carvajal Salgado, procedente de una familia con fuertes raíces políticas en Guerrero, era el síndico-administrador del Ayuntamiento, el eterno y fallido aspirante a la alcaldía y un funcionario harto de las injerencias de María de los Ángeles Pineda Villa, la esposa del regidor. A su muerte, siguió el silencio y a este, un gesto elocuente. Un año después del crimen, el 8 de marzo de 2014, se celebró en el cabildo un homenaje en su memoria. El alcalde, José Luis Abarca Velázquez, se levantó y, a la vista de todos, se marchó antes de que empezase. Nadie se atrevió a preguntar por qué.

Al regidor de Iguala, ahora encarcelado junto a su esposa como autor intelectual de la desaparición (y probablemente, matanza) de los 43 estudiantes de magisterio, siempre le siguió una sombra de terror. De pelo corto, cuerpo depilado y músculo de gimnasio, le gustaba moverse a solas por una tierra donde los políticos no dan un paso sin un enjambre de escoltas. A veces, al volante de su deportivo gris, llegaba conduciendo sin ninguna protección al Palacio del Gobierno, en Chilpancingo, y ante los otros alcaldes hacía demostración de lo que todos sabían: que él, a diferencia de sus compañeros, no tenía nada que temer.

Quienes le han tratado le recuerdan como un pequeño déspota, tajante en sus respuestas y con dificultades para enhebrar un razonamiento complejo. A la prensa, cuando se dignaba a responder, siempre contestaba que todo iba bien. Y cuando los asuntos eran espinosos, que él no sabía nada. Eso dijo cuando le inquirieron por el asesinato el 1 de junio de 2013 de su principal adversario político, el ingeniero Arturo Hernández Cardona, líder de Unidad Popular, y a quien, según declararía meses después un testigo, había ultimado él personalmente de dos tiros.

Y tampoco supo nada después de la masacre de Iguala. Con los cadáveres aún calientes de seis personas, cinco muertos a balazos y otro desollado vivo, Abarca aseguró con su estilo tajante que no se había enterado, que él había pasado la noche bailando rancheras con su esposa y que, ya de mañana, todo estaba tranquilo y en calma. En aquel momento no se conocía aún la desaparición de los 43 normalistas. Para cuando se descubrió, él y su esposa se habían fugado.

Nadie duda de que en su huida recibieron ayuda de Guerreros Unidos. Una organización salvaje, surgida del colapso del imperio de Arturo Beltrán Leyva, el Jefe de Jefes, e íntimamente conectada a su esposa. Dos de sus hermanos, Alberto y Mario, habían hecho carrera en el narco. Empezaron a principios de 2000 en Guerrero, como pequeños vendedores de droga, pero poco a poco ascendieron en la escala del crimen hasta que el cartel de Sinaloa, en aquellas fechas en manos del Chapo Guzmán, les abrió las puertas al tráfico de cocaína procedente de Colombia y Venezuela. Cumplido este cometido, recibieron un encargo más venenoso: abrir una sucursal de sicarios en Guerrero para enfrentarse a la expansión de los Zetas y la Familia Michoacana. El resultado fue el embrión de Guerreros Unidos.

Cuando El Chapo se separó de Beltrán Leyva, los hermanos Pineda se apuntaron aparentemente al bando de este último. En diciembre de 2009 una mano asesina arrojó sus cadáveres a la carretera de la Ciudad de México a Cuernavaca. Supuestamente habían intentado traicionar al Jefe de Jefes. Ese mismo año, un tercer hermano, Salomón, ingresó en prisión por narcotráfico y posesión de armas. Al salir de la cárcel, se integró en Guerreros Unidos como uno de los cabecillas. Para completar este abismal círculo familiar, la madre ha sido señalada como testaferro del narco. Hace un año la secuestró un cartel rival. Maniatada y con los ojos tapados, fue obligada a contar ante una cámara los pormenores de su familia, entre otros, que su yerno protegía los intereses de Guerreros Unidos.

Con esta parentela, a pocos les extrañó la fulgurante escalada social del matrimonio. En pocos años, habían pasado de vender sandalias y sombreros de paja a poseer 17 propiedades entre ellas el centro comercial Los Tamarindos, el mayor de la ciudad. Desde esta plataforma, Abarca dio el salto a la política de la mano del factótum local Lázaro Mazón, ahora fulminado por el escándalo. Mazón, antiguo alcalde de Iguala por el PRD y en sus últimos tiempos hombre fuerte en la zona del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, intercedió en su época de senador para lograr la cesión de terrenos sobre los que se construyó el centro comercial.

Una vez alcanzada la alcaldía, Abarca fue, día a día, cediendo el terreno a su esposa. La primera dama de la ciudad de provincias venía con hambre de poder. Ella era la que aparecía en las fotografías en primer plano, ella era la que, como recuerdan algunos concejales, entraba en las reuniones y daba las órdenes. Calculadora y dominante, empezó a preparar su asalto a la alcaldía. Ocupó la presidencia de un organismo público, Desarrollo Integral de la Familia (DIF), logró ser elegida consejera estatal del PRD y su próximo paso era presentar la candidatura.

En su expansión, tuvo sus primeros choques, entre ellos con su rival, el administrador municipal Justino Carvajal Salgado. Y también con el ingeniero Hernández Cardona, a quien en público llegó a amenazar de muerte. Ambos no tardaron en desaparecer del mapa.

Nada parecía poder frenar su ascenso. Tenía de su parte el dinero, el cargo y, sobre todo, el poder de las tinieblas. Como ha declarado el líder de Guerreros Unidos, ahora detenido, ella manejaba las cuentas del cartel y había financiado las campañas del ya defenestrado gobernador Ángel Aguirre, del PRD.

El 26 de septiembre, utilizando como excusa la presentación de su informe de actividades en el DIF, organizó un gran acto en el zócalo. Arrancaba su carrera para las elecciones de 2015. Fue justo ese día cuando llegaron a Iguala dos autobuses cargados de normalistas. Iban a recaudar fondos. Viejos enemigos políticos del matrimonio, su presencia en la ciudad encendió las alarmas.

La pareja exigió a la policía municipal, un brazo armado del cartel, que impidiese que reventasen el acto. La orden devino en locura. Los agentes atacaron a sangre y fuego a los estudiantes. Los que no lograron huir fueron detenidos y, según la fiscalía, conducidos a manos de los liquidadores de Guerreros Unidos. En un vertedero, con la precisión que dan años de práctica, se les ejecutó e incineró.

Pero la pareja no se alteró. Aún tuvo tiempo para pedir su baja del cargo y abandonar Iguala con tranquilidad. Durante más de un mes su paradero fue un misterio. En la madrugada del 4 de noviembre fueron capturados en una desdentada casa del barrio de Iztapalapa, en la laberíntica Ciudad de México. Dormían sobre un colchón hinchable. Él estaba demacrado; ella, maquillada y nerviosa. Desde entonces, han negado cualquier implicación en los hechos. Como tantas otras veces, aducen que no saben nada.

Soy pedófilo, busco ayuda

Tratar a las personas que se sienten atraídas por menores ayuda a evitar que cometan abusos. Dos pacientes relatan su experiencia 

 Por PATRICIA GOSÁLVEZ

La primera señal fue que “con los niños conocidos se le iba la mano”. Cuando el adolescente al que llamaremos Sergi tenía 16 años, su madre encontró por casualidad unas fotos que había bajado de Internet. Imágenes de menores desnudos, mucho más pequeños que él. “Nada pornográfico, nada explícito... Pero ves que aquello no es sano, no puede serlo”, dice su madre. “Tratas de meterle miedo, le regañas. Nuestro hijo es un chico cariñoso, ayuda en casa y cede el asiento en el autobús... Le dijimos, te queremos ayudar, le preguntamos, ¿te gustan los niños?, ¿de dónde viene esta atracción?, ¿por qué lo haces? Pero él solo respondía: ‘No lo sé. No lo sé”. La afable pareja de clase media cuenta su historia en la consulta del terapeuta barcelonés que ha devuelto la alegría a su hijo adolescente. “El problema este, cuanto antes se aborde mucho mejor”, dicen. “Pero hay un tabú enorme... No sabes dónde buscar ayuda”.

Los casos de abusos a menores repugnan a la sociedad. Sin embargo, no todos los pedófilos los cometen —lo que los convertiría además en pederastas—, y muchos quieren dejar de hacerlo. Por ello, la comunidad científica, sobre todo en Alemania y Canadá, está apostando por lo que llaman “prevención primaria”: ofrecen terapia gratuita para pedófilos que la quieran, financiada públicamente, cuyo objetivo es evitar los abusos antes de que ocurran, ayudando al potencial agresor a controlar, eliminar o prevenir su parafilia sexual.

En España no existe nada parecido. De 40 sexólogos contactados por este periódico en busca de pedófilos que acudan voluntariamente a terapia, la mayoría coincidieron en que muy pocos buscan ayuda voluntariamente. “En parte porque no es fácil encontrarla...”, opina el catedrático de Psicología de la Universidad del País Vasco, Enrique Echeburúa. “Aquí los únicos programas de tratamiento se hacen en la cárcel y la inmensa mayoría de los pedófilos que llegan a las consultas privadas vienen referidos de prisión”. “No basta con rasgarse las vestiduras cuando ya se ha abusado de un niño”, añade Josep María Farré, jefe de Psiquiatría del Hospital Quirón Dexeus. “Para prevenir el abuso tienes que ocuparte de quien puede convertirse en agresor. Pero, desgraciadamente, este país no está preparado para ello”.

En Alemania existe desde hace una década el Proyecto Dunkelfeld —que significa ‘campo oscuro’, porque quiere llegar a los lugares donde no llega la ley—. Está financiado por el Ministerio de Justicia y de Familia “ya que el objetivo principal es proteger a los niños”, dice Till Amelung, uno de los terapeutas. El fin está claro; la forma rompe clichés. El programa se anuncia con un vídeo donde aparecen hombres enmascarados, un médico, un ejecutivo, uno con pinta de profesor. “Es obvio lo que debes pensar de los que son como yo”, dice la voz en off. “Yo también lo pensaba. Enfermo. Pervertido. Escoria”. El último se quita la máscara: “En terapia he aprendido que nadie tiene la culpa de su inclinación sexual, pero todos somos responsables de nuestros actos”. El 5 de noviembre el Proyecto Dunkelfeld lanzó un programa para pacientes de entre 12 y 18 años con quienes esperan que la terapia sea más efectiva. La idea es que los años de aislamiento y secreto solo empeoran las cosas y muchos acaban autojustificándose.

¿Se nace, se hace, se cura, se palía?

El manual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría establece como criterios para diagnosticar un “trastorno pedófilo” tener impulsos sexuales relacionados con prepúberes de forma recurrente durante más de seis meses y haber actuado sobre ellos o sentir malestar (culpa, ansiedad) por tenerlos. El origen de la parafilia no se conoce. James Cantor, investigador del Centro de Salud Mental de Toronto (Canadá), lleva una década recopilando datos sobre pederastas y comparándolos con otros agresores sexuales. “Se investiga muy poco este tema y el apoyo gubernamental es escaso”, dice por correo. Tras escanear el cerebro de 127 agresores, la mitad pederastas, descubrió en estos una alteración de la materia blanca, que rodea la materia gris. Cantor habla de un “cortocircuito en la mente del pedófilo”. Para él es una “orientación” con la que se nace y que no se puede cambiar. Cree, sin embargo, que la mayoría no son violentos y que la terapia les permite controlar la conducta.
Paul Fedoroff, director de la Clínica de conducta sexual de Ottawa (Canadá), opina lo mismo desde la premisa opuesta. Considera la pedofilia un “interés” que se puede “curar y prevenir”. Sus argumentos: ha tratado a miles “con un índice de reincidencia cercano a cero”. Su programa, público y gratuito, recibe cada vez más pacientes. “En gran parte por el esfuerzo que hemos hecho por aparecer en los medios”, cuenta por correo.

Cuando los padres de Sergi encontraron las fotos, el chico ya iba a un psicólogo porque tenía problemas para relacionarse. Sus padres le comentaron el hallazgo: “No le dio importancia, lo minimizó, ‘cosas de críos’, te lo dice un profesional, así que te lo crees”. Sin embargo, un tiempo después encontraron más imágenes y su hijo mayor les contó que en una ocasión Sergi había toqueteado a un niño pequeño. Era un conocido, no estaban solos y no fue violento. El crío dijo, “Ey, no me toques” y se marchó. “Hasta aquí hemos llegado”, pensaron los padres. “No podemos permitir que siga por esos derroteros, hay que buscar a un especialista”.

Tras ratrear la web dieron con Xavier Pujols, del Instituto de Sexología de Barcelona, que ha tratado a siete pedófilos en 13 años con la terapia familiar de Cloé Madanes (dueña de un centro en California que ha ayudado a 72 adolescentes pedófilos). Consiste en 20 pasos, el primero, “reconocer lo que se ha hecho”. La familia ha estado un año en tratamiento. “El primer día ya salimos los tres con una sonrisa”, recuerdan. Fue aquí donde el chico aceptó lo que le pasaba, donde relató que había sufrido acoso escolar durante años en secreto —el origen del problema, según su terapeuta—, donde pidió disculpas a su familia y a su víctima. Donde confesó que había pensado en “quitarse de en medio”. El recuerdo quiebra la voz de sus padres: “Quizás nuestra historia ayude a otros, tiene que haber miles pasando por lo mismo”.

Pablo acepta hablar sobre su pedofilia en un chat usando un nombre ficticio y acompañado de su terapeuta en Sevilla. Como a los padres de Sergi, le mueve que su testimonio sirva a otros. “A mí la terapia me ha devuelto la vida”, repite. Llegó a ella por mandato judicial. Tenía “treinta y muchos” cuando le denunciaron por tocar los genitales a una niña de su entorno. Como no tenía antecedentes, el juez le obligó a buscar ayuda. Si reincidía, iría a la cárcel. “Un par de psicólogos me dijeron que no sabían tratarme y eso no me molestaba, pero una terapeuta me echó a voces de su consulta, me llamó sinvergüenza, me dijo que a quien había que tratar era a los pobres niños con los que yo había hecho algo, y que como mujer y madre le parecía inaceptable que yo pidiese ayuda”. “Entiendo que no somos casos fáciles, ¿pero qué hacemos?”, escribe Pablo en el chat. “Yo no he elegido esto”.

Entre lo mucho que no sabemos de la pedofilia —sorprendentemente, tratándose de algo que preocupa tanto— es cómo se origina. Los expertos no se ponen de acuerdo sobre si el pedófilo nace o se hace, aunque algunas investigaciones recientes apuntan a un origen fisiológico (se nace así y no se puede cambiar). Los datos sugieren también que muchos pedófilos han sufrido abusos en la infancia pero que ello no es causa necesaria ni suficiente para desarrollar el trastorno.

De los cuatro a los ocho años un adulto obligó a Pablo a hacerle felaciones. “Lo viví con miedo, con extrañeza, con sorpresa”, recuerda. “No me gustó, pero como no me gustaban otras cosas. Quizás di por hecho que era así y punto. Luego, cuando yo jugaba con otros niños les enseñaba eso que me habían enseñado”. “Ahora entiendo que nunca he tenido sexualidad de niño”, dice. “El adulto que abusó de mí me la robó”.

Cuando un lego investiga durante meses el tema de la pedofilia, entra con un puñado de certezas y sale con un saco de dudas. También con algún cliché de menos: en torno a la mitad de los condenados por pederastia no son pedófilos, es decir, no abusaron de niños por sentirse principalmente atraídos por ellos, sino por otras razones como la oportunidad o el abuso de alcohol o drogas.

La literatura científica es extensa, compleja, a veces contradictoria, otras, incierta. El gran escollo es que la mayor parte de lo que sabemos es gracias a estudios con muestras pequeñas de población reclusa o con antecedentes. Por ejemplo, la pedofilia es básicamente un trastorno masculino, pero también se cree que los abusos femeninos podrían estar infrarrepresentados en las estadísticas penitenciarias.

No sabemos apenas nada sobre los pedófilos que, cometiendo abusos, no han entrado en el sistema judicial, ni sobre aquellos que nunca han actuado. Se llaman a sí mismos “pedófilos virtuosos”. Se reunen en foros online (sobre todo estadounidenses) para apoyarse mutuamente y formar a terapeutas. No quieren delinquir y consideran que el sexo con niños está mal (incluido el uso de pornografía).

Bob Radke es portavoz del portal B4uact.org (que significa “antes de que actúes”). “Nunca he cometido un abuso, tengo fantasías, pero eso es todo lo que son”, explica por correo. “Los foros no previenen el abuso, pero puede que la comunicación sí lo haga. Atreverse a ir a terapia es difícil y cuesta encontrar un psicólogo dispuesto a escucharte. Les pedimos que tengan una mente abierta; nadie en sus cabales desea sentirse atraído por menores. Yo nací así. Si podemos hablar sobre lo que sentimos seremos más felices, y no imagino a una persona feliz haciendo daño a otra”.

En la comunidad científica tampoco hay consenso sobre cómo tratar a los pedófilos o hasta qué punto se puede. La terapia más común es la cognitivo conductual, acompañada o no de polémicos fármacos inhibidores de la libido. Los terapeutas sí coinciden en que el pedófilo que busca proactivamente ayuda tiene la mitad del camino hecho. Pablo asiente: “Para que la terapia funcione, hay que quererla, no hacerla por reducciones de condena y cosas así. Y tengo claro que si hubiese recibido ayuda de adolescente, todo esto no habría pasado”.

“En la adolescencia empecé a sentirme un bicho raro”, cuenta. “No estaba cómodo bebiendo alcohol, escuchando la música de los de mi edad... así que seguí rodeándome de niños más chicos. El problema no era que me gustasen las niñas; es que nunca dejaron de gustarme. Todos se flipaban por las tetas y a mí me daban igual”.

La prevalencia de la pedofilia no está clara. Según los investigadores del Proyecto Dunkelfeld, el 1% de los hombres son pedófilos (otros estudios lo elevan hasta el 5%). Piense en uno de ellos. Es improbable que haya imaginado a un adolescente angustiado por algo que empieza a descubrir en su interior y que no puede compartir con nadie. Sin embargo, se sabe que la pedofilia, como todos los despertares sexuales, suele surgir en la adolescencia y venir acompañada de ansiedad, culpa, vergüenza, aislamiento e ideas suicidas.

El Pablo adolescente se acostumbró a vivir “metido en sí mismo”. Pero entre los 18 y los 20 se dio cuenta de que había cruzado una línea. “Fue un momento atroz. Tomé conciencia de que podía estar haciendo daño, aunque yo nunca he sido violento, ni en esto ni en nada”. Tuvo entonces su primer intento de suicidio, con pastillas. El segundo, cortándose las venas, ocurrió cuando le denunciaron. “Lo que me pasaba —ya no me pasa— es que para mí era irresistible limitar mis demostraciones afectivas a los niños. Me saltaba un límite que todo el mundo tiene, me ponía mentalmente como si fuese un niño más. Las cosas que hacen, enseñarse los genitales, a tocarse entre ellos, yo las seguía haciendo una vez abandonada la niñez”. “Ellos lo hacían con inocencia”, dice Pablo. “Pero yo me sentía un niño con cuerpo de adulto. Contaminado... Como uno en una playa nudista que finge naturalidad pero va a echar el ojo. Hacía un teatro”.

Pablo lleva cinco años en terapia, mucho más de lo que recomendó el juez. “Estamos hablando de transformar lo más profundo de la personalidad”, explica su psicólogo, José Luis Sánchez de Cueto, del Colectivo de Salud Avansex. “Empezamos con el control de las conductas, luego trabajamos la ansiedad y ahora estamos reconstruyendo el sentido de la vida”. “Yo estoy limpio con la sociedad”, dice Pablo, “pero quiero estar también limpio conmigo mismo”. Piensa seguir en terapia. Paga 55 euros la sesión semanal y tiene que asistir desde otra provincia. “Pero esto no tiene precio, estoy comprando vitalidad”, dice. Siente que se está “transformando”, y en esa transformación la pedofilia “está desapareciendo”. “Gracias a la terapia nunca he recaído de conducta; de fantasía sí, pero las fantasías no delinquen”.

Desde hace tres años Pablo tiene novia. Al principio fueron a varias sesiones juntos porque no conseguía erecciones con ella. Un par de meses después, aconsejado por su terapeuta, se lo contó todo. ¿Cómo se explica algo así? Es la única pregunta que pide no responder: “Ella lo pasó fatal… No me hagas recordarlo, por favor, fue más duro que la denuncia, el juicio e incluso el intento de suicidio”. “Cuando me denunciaron sentí mucha vergüenza, pero curiosamente una parte de mí se sintió liberada”. Salir del secreto fue su segunda oportunidad. “Yo creo que un día esto va a ser un triste recuerdo”, dice. Pablo se alegra cuando en las noticias aparece la detención de un pederasta o una red de pornografía infantil. “Yo no me considero un monstruo, pero eso no quiere decir que no los haya. El problema es que la sociedad solo ve lo más aparatoso. Yo asumo mi responsabilidad y entiendo el daño que hice porque a mí también me lo hicieron. Estoy tratando de reconciliarme con mi vida y algún día me gustaría llegar a ser feliz”.

“Les enseñamos a vivir sin ser un peligro”

"Hacerse adulto no es fácil para nadie. Para ti quizás sea aún más difícil. Tus amigos se enamoran de estrellas, de famosos o de las chicas de la clase de al lado. A ti en cambio te gustan los niños. Eres el único que sabes que eres distinto”. El mensaje, sacado de un vídeo online, forma parte de la campaña alemana Sueñas con ellos, que busca tratar a pedófilos adolescentes que están descubriendo su problema. La iniciativa, financiada por el Ministerio de Familia alemán, forma parte del Proyecto Dunkelfeld, que desde 2005 ha tratado a 323 pedófilos adultos (154 siguen en terapia) en las 10 clínicas repartidas por el país. “La mayoría de ellos cuentan que sus impulsos surgieron durante la adolescencia y que vivieron años de secretismo, aislamiento, culpa y baja autoestima”, explica Till Amelung, uno de los terapeutas. El programa es la punta de lanza de un cambio de paradigma, más empático, en torno a la pedofilia, que entiende que hay que ayudar al pedófilo a ayudarse a sí mismo, aún a costa de protegerlo. “No es un cambio fácil, pero puede ser uno que ponga a salvo a muchos menores”, dice Amelung.

El nuevo proyecto, para adolescentes de 12 a 18 años, busca enfrentar el problema antes de que se arraigue. El año pasado hubo una prueba piloto con 20 jóvenes. “Están llenos de pánico y angustia”, dice Andreas Peter, portavoz del proyecto. “Desean una cura inmediata, pero no existe. Lo que ofrecemos es que aprendan a vivir sin ser un peligro para sí mismos ni para otros”. El apoyo de los padres es fundamental durante el año de tratamiento, de base cognitivo conductual, que busca aceptar el problema, controlar los estímulos (no usar pornografía, no merodear, limitar el contacto con menores) y desarrollar la autoestima. A diferencia de la que ofrecen para adultos, es individual y no incluye fármacos para reducir la libido.

“La terapia está basada en la que se usa para convictos por agresión sexual, pero a nosotros nos lo confiesan todo”, explica Amelung. La confidencialidad es clave. En Alemania, los terapeutas no están obligados a denunciar lo que se dice en las sesiones. “Nuestro principal objetivo es siempre proteger a los niños”, explica Amelung. “Cuando un paciente supone un riesgo, buscamos fórmulas alternativas a la denuncia como avisar a los padres o evitar que el pedófilo tenga acceso al menor”. En España, “teóricamente hay que denunciar”, según el catedrático de Psicología Enrique Echeburúa. “Pero si el abuso ocurrió en el pasado no inmediato, si fue esporádico, el agresor está buscando ayuda y es consciente de que está mal... Habría que usar el sentido común, valorarlo, siempre primando la protección del menor”.

Los herederos de Chico Mendes

Brasil es el país más peligroso del mundo para los activistas ambientales 

 Por DANIELE BELMIRO

El cauchero y activista ambiental brasileño Chico Mendes. 
A Francisco Alves Mendes Filho (1944-1988) se le recuerda como un símbolo de la resistencia frente a la degradación del medio ambiente. Chico Mendes, como se le conoce, fue un humilde cauchero en Xapurí, un pueblo de la Amazonía brasileña en el Estado de Acre, que creó sindicatos para que trabajadores rurales como él pudieran luchar por una vida mejor. “Él hizo una revolución en el campo, organizó un movimiento para que la gente fuera consciente de que su supervivencia dependía de la conservación de los bosques”, señala su hija Ângela Mendes. Su batalla contra la tala ilegal, los incendios intencionados y la expulsión violenta de las poblaciones locales desató la furia de hacendados y terratenientes. El 22 de diciembre de 1988, un granjero le disparó delante de su casa.

“Si un ángel bajara del cielo y me garantizase que mi muerte fortalecería nuestra lucha, sería un trato justo”. Una de las célebres frases del activista ambiental resultó premonitoria. Si en vida Chico provocó un despertar mundial sobre la importancia de preservar el medio ambiente, su sacrificio llamó la atención sobre las violaciones de derechos humanos que sufrían los caucheros, los indígenas, los campesinos y los sin tierra. El año en que murió, se registraron 104 asesinatos por conflictos en el campo, según datos de la Comisión Pastoral de la Tierra (CTP). El año siguiente, esa cifra cayó a la mitad, y no varió mucho los años posteriores.

Sin embargo, el panorama aún es alarmante: según un informe de la ONG Global Witness, Brasil es el país más peligroso del mundo para los ambientalistas. El gigante sudamericano es “un caso extremo de la concentración de tierras en manos de grandes terratenientes”, afirma Chris Moye, miembro de esa organización. La mayoría de los asesinatos ocurre en la región Amazónica, sobre todo en los Estados de Para y Mato Grosso. “Allí la impunidad prevalece y la ley de las armas está por encima del Estado de derecho. Es una zona enorme, difícil de gobernar, con una historia de conflictos sociales derivados de una desigualdad extrema”, dice Moye.

Según la CPT, la tasa de impunidad por el asesinato de campesinos en Brasil alcanza el 92%. Entre 1985 y 2013, hubo 1.678 muertes por conflictos de tierra y solo 111 condenados. Para Ângela Mendes, la impunidad se debe a la fragilidad del sistema penal brasileño y “al fortalecimiento del agronegocio en detrimento de los usos tradicionales de la tierra, que todavía carecen de garantías”. La conocida como “bancada ruralista”, los parlamentarios que defienden los intereses de los terratenientes, ha logrado la mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados en las últimas elecciones.

Chico Mendes propuso la creación de “reservas extractivas”, áreas públicas protegidas y cedidas a las poblaciones locales como un medio de preservar sus medios de vida y el uso sostenible de los recursos naturales. Tras su muerte, su propuesta cobró vida: las Reservas Extractivistas, gestionadas por el Instituto Chico Mendes de Biodiversidad, ocupan extensas áreas en la Amazonía brasileña. “Fue el principal legado de mi padre, y la conquista más importante para los que viven de los recursos naturales: tener la garantía de que no van a ser expulsados en cualquier momento por los terratenientes”, explica Ângela Mendes.

Autopsia revela que Oscar Taveras estaba ebrio

La autopsia practicada al expelotero de grandes ligas Oscar Taveras reflejó que este manejó bajo los efectos excesivos del alcohol y que el impacto le provocó traumas contusos en la cabeza, corazón y vértebra cervical.De acuerdo al reporte del Instituto de Ciencias Forenses (Inacif), en el cuerpo de Taveras se encontraron 287 ml/dl (miligramos por decilitros) de alcohol, lo que representa un estado de embriaguez puesto que el rango para medir la misma es de 150-300 gramos.

El estudio, al que tuvimos acceso, reflejó, además, que Taveras, quien falleció junto a su novia, Yamali Arvelo, en un accidente de tránsito ocurrido en la carretera entre Sosúa y Cabarete, de Puerto Plata, el pasado domingo 26 de octubre, solo estuvo bajo efectos del alcohol y no de otro tipo de drogas o medicamento. Taveras conducía un vehículo Camaro rojo del año y al salirse de la vía se estrelló contra un árbol.

El estudio explica que de acuerdo a las muestras de sangre, orina y contenido gástrico no se detectó la presencia de cocaína, marihuana opiáceos, anfetaminas y pesticidas en las muestras sometidas.

Refiere además que el deceso del pelotero de grandes ligas se debió a trauma contuso múltiple severo, entre ellos laceración craneal, hemorragia cerebral, fractura en la séptima vértebra cervical, laceración de médula espinal, del pulmón y el corazón.