Novias y ministras del Gobierno colombiano

Cecilia Álvarez, responsable de la cartera de Comercio, y Gina Parody de Educación no ocultan su relación pero lamentan que les pregunten por ella


Cecilia Álvarez y Gina Parody (izquierda), en una imagen
publicada en Twitter.
Cecilia Álvarez (61 años) es la ministra de Comercio de Colombia y Gina Parody (40) la de Educación. Aunque las dos fueron nombradas en sus cargos por el presidente Juan Manuel Santos hace tan solo un mes, el país las conoce bien, ya que la primera venía de estar al frente de la cartera de Transporte y Parody en el SENA, una institución estatal que ofrece formación profesional gratuita. Parody es tal vez la más conocida porque además de haber sido congresista, también fue candidata a la alcaldía de Bogotá y es una de las personas más cercanas a Santos, incluso renunció a su cargo para acompañarlo al final de su campaña reeleccionista.

Hasta ahí, sus nuevos cargos no pasaban de ser un anuncio más de Santos tras su reelección y sus nombres estaban ligados estrictamente al plano laboral. Sin embargo, el pasado 21 de agosto, a dos semanas de haber sido nombradas ministras, el país se enteró de que eran pareja cuando en una entrevista al periodista y sociólogo Alfredo Molano este dijo que lo que más le atraía del nuevo Gabinete de Santos era “el matrimonio de Gina y Cecilia. Que un par de mujeres lesbianas tengan una relación estable y estén dentro el Gabinete es un golpe al procurador (Alejandro Ordóñez)”.

El debate quedó servido y en las redes sociales saltaron los que estaban a favor y en contra. No solo porque dos ministras sean lesbianas y pareja, sino porque el país, donde la comunidad LGBTI ha venido conquistando sus derechos a cuentagotas, estaba en puertas de conocer la decisión del Constitucional sobre la adopción de parejas homosexuales, cuyo mayor opositor es el procurador general.

El mismo día que el Constitucional abrió la puerta para que las parejas homosexuales puedan adoptar si alguno de los dos es el padre o la madre biológica del menor, la ministra de Comercio habló abiertamente en una entrevista de su relación con Parody, aunque lo primero que hizo fue preguntar el por qué no interrogaban sobre el mismo tema a los hombres. “¿Cuántos hombres de tendencia como la nuestra han formado parte de los Gabinetes?”, dijo. Con la mayor naturalidad, Cecilia Álvarez aclaró que el nombramiento como ministras no está mandando el mensaje de un Gabinete incluyente, sino que fueron elegidas por sus méritos profesionales. “Yo no puedo desconocer lo que soy. El presidente, como ser humano que es, siempre habló de mis capacidades y de las de Gina me imagino que también”, dijo y le agradeció a Santos que nunca “se metió en el tema personal”.

Álvarez también invitó a que le hicieran todos los debates que sean necesarios pero a su labor como ministra, dejando claro que no se necesita de un show mediático para que una pareja como la que conforma con Parody pueda vivir su relación como cualquier otra. Las periodistas que la entrevistaron elogiaron su valentía al hablar públicamente de su orientación sexual, cuando se sabe que no son pocos los que en Colombia van en contra de los derechos de los homosexuales. Sus palabras también se convirtieron en titulares de prensa a nivel internacional, ya que es la primera vez que se conoce que funcionarias de este nivel en Colombia, sean pareja.

Pero también hubo quienes rechazaron que se le hicieran este tipo de preguntas a la ministra de Comercio. “Al escuchar la entrevista deseé de corazón que Cecilia insistiera en lo inusual de la pregunta sobre su relación de pareja con Gina Parody y se negara a contestar un cuestionario tan personal y fuera de tono. Su respuesta fue acorde con lo que ella es: clara sobre su vida y sin nada que esconder o negar”, escribió en una columna la exministra Cecilia López.

Parody, por su parte, no ha hablado del tema, pero justamente como ministra de Educación hoy se está enfrentando el caso de un joven de 16 años que tomó la decisión de suicidarse el pasado 4 de agosto por la discriminación que habría sufrido en su colegio, a las afueras de Bogotá, cuando las directivas se enteraron de su orientación sexual. “Es un doloroso ejemplo de lo que no puede ocurrir en Colombia. Los colegios pueden ser autónomos pero sus manuales de convivencia no pueden violar los derechos de la Constitución”, dijo Parody a medios.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.