Sepultan restos del escritor Mariano Lebrón Saviñón

Familiares y amigos junto al féretro de Lebrón Saviñón.
SANTO DOMINGO. Pilar de la dominicanidad, brillante médico, humanista, poeta de lenguaje sublime y gran ciudadano, fueron algunos de los calificativos dados ayer al escritor y médico Mariano Lebrón Saviñón, quien falleció el pasado sábado a la edad de 92 años.

“Fue un magnífico ciudadano, un buen padre, un buen hermano, un buen hijo, un buen esposo y un gran ciudadano. Fue un pilar de la dominicanidad. Magnífico poeta que siempre se ocupaba de llevar la historia del Duarte romántico y de sus valores a todo el pueblo dominicano. La patria ha perdido a un gran hombre”, expresó el presidente del Instituto Duartiano, José Joaquín Pérez Saviñón.

Los restos del poeta fueron expuestos en la funeraria Blandino hasta las 4:00 p.m., hora en que salió el sepelio hacia el cementerio Cristo Redentor, donde sus restos fueron sepultados.

El pediatra y fundador del movimiento de la Poesía Sorprendida, así como de la Academia Dominicana de Medicina y del Instituto Duartiano, se hizo acreedor a través de su obra literaria de la Orden de Duarte, Sánchez y Mella en el grado de Comendador, así como del premio Caonabo de Oro en 1988; el premio Vasconcelos, otorgado por el Frente de Afirmación Hispanista de México (1992), y el Premio Nacional de Literatura (1999).

El ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, comentó que “Don Mariano traducía una elevada sensibilidad poco común y eso lo convirtió en un ser emblemático, admirado, querido y respetado por quienes tuvieron el privilegio de tratarlo”.
Share on Google Plus

Editor Gazcue es Arte

Me considero joven, ya que la juventud es un estado del espiritu, bohemio como todo residente en Gazcue, academicamente soy Master en Educación Superior mención Docencia, Licenciado en Comunicación Social, Técnico Superior en Bibliotecología y Diplomado en Ciencias Políticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.