Maduro: “Yo salvé la vida a Leopoldo López”

El presidente venezolano asegura que evitó que el opositor fuera asesinado


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
“Yo salvé la vida a Leopoldo López”. La proclama, paradójica en tanto Leopoldo López, exalcalde del municipio de Chacao en Caracas y líder opositor al régimen chavista, permanece detenido desde hace 18 meses en una cárcel militar mientras enfrenta un juicio que el Poder Ejecutivo manipula por control remoto, la hizo el martes por la noche el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante su programa semanal de televisión, En contacto con Maduro.

Buena parte de esta emisión del programa, que duró casi cuatro horas, estuvo dedicada al esfuerzo de Maduro por sustentar su acusación de que la oposición venezolana, “la derecha maltrecha”, se habría “paramilitarizado”, tramando acciones con sectores del crimen organizado venezolano y de fuerzas de la subversión colombiana para desestabilizar al régimen revolucionario instaurado por Hugo Chávez.

En favor de su alegato, Maduro presentó un vídeo en el que José Pérez Venta, autor material del descuartizamiento de una mujer hace casi dos semanas en Caracas, confiesa ante las cámaras y un interrogador de la policía que ha recibido dinero e instrucciones directas de connotados dirigentes de la oposición local, como el mismo López, María Corina Machado y Henrique Capriles Radonski, así como de líderes colombianos, entre los que nombró al expresidente Álvaro Uribe Vélez y al excandidato presidenciala Óscar Iván Zuluaga.

En su relato, el sucesor de Hugo Chávez dijo que durante los interrogatorios Pérez Venta admitió que a su banda se le había propuesto atentar contra la vida de López. El Gobierno supo en su momento —febrero de 2014, en plena ebullición de las llamadas guarimbas (disturbios callejeros) y cuando ya se había librado una orden de detención contra el jefe del partido Voluntad Popular (VP)— que algo se tramaba para dañar a López “y cegar de rabia a miles de seguidores de la oposición para crear un clima de caos”, recapituló Maduro, “pero no sabíamos que era este grupo”.

Por ello el presidente venezolano ordenó entonces a Diosdado Cabello, segundo a bordo del chavismo y presidente de la Asamblea Nacional, conversar con la familia de López. “Afortunadamente privó la sensatez y López se entregó”, siguió narrando.

Sin embargo, todavía durante la entrega controlada de López a las autoridades militares el 18 de febrero de 2014, durante un acto público en la Plaza Brión de Caracas —y siempre según Maduro—, acechaban sicarios dispuestos a asesinarlo. “López le rogaba al general Justo Noguera Pietri”, dijo Maduro, en referencia al entonces jefe de la Guardia Nacional encargado de la operación, “que se lo llevara rápido para que no lo mataran”.

El presidente Maduro aseguró además que tiene en su poder una grabación en la que un líder opositor ordena asesinar a López. “Ya llegará el momento histórico adecuado para que se la dé a conocer al poder judicial y a la opinión pública”.

Lilian Tintori, esposa del líder opositor, aseguró que era “absolutamente falso” el relato de Maduro y que “nadie iba a matar a su marido”.

Casi al mismo tiempo de la alocución del mandatario venezolano, la cadena CNN en Español difundía un vídeo recogido hace 10 meses en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, en el que aparecen Leopoldo López y el exalcalde de San Cristóbal (Estado de Táchira), Daniel Ceballos —a quién recientemente le ha sido concedido el arresto domiciliario—, acordando a gritos entre los barrotes de sus respectivas celdas una protesta contra las autoridades carcelarias.


Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.