¿Cómo deben cubrir los medios de comunicación los suicidios?

Por Sandra Guzmán

Algunos expertos sugieren dar la mínima cobertura a esas muertes, mientras otros abogan porque sean ventiladas tal cual son para crear conciencia sobre lo que lleva a esa acción.¿Cuál es la forma correcta de los medios de comunicación abordar los temas de suicidios sin lesionar a los familiares del occiso, y al mismo tiempo evitar que la cobertura se convierta en una incitación a que la conducta sea imitada? El tema ha sido objeto de debate desde hace mucho tiempo y hasta el momento no hay una posición unificada al respecto. Algunos plantean que un suicidio es una noticia y como tal debe cubrirse sin ocultar detalles al público, claro evitando caer en datos morbosos, y otros sectores insisten, con el aval de varios estudios, que la cobertura de este tipo de noticia lo único que logra es que las personas vulnerables, o sea las que están pensando en quitarse la vida, materialicen sus planes, inclusive imitando la forma en que actuó quien que ha sido objeto del trabajo periodístico.

El director de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, Ángel Almánzar, es de los que están con la teoría de que la publicación de suicidios es lesiva y asegura que hasta “se contagian” por lo que entiende que el asunto debe ser asumido con mucha delicadeza. “A todos nos debe quedar claro lo siguiente, si hay un tema que es un tema delicado en el abordaje, aún para un auditorio de especialista de salud mental sean psicólogos o sean psiquiatras, es el suicidio”. Explica que desde los tiempos de Émile Durkheim, francés pionero en el desarrollo de la sociología moderna, hace más de 100 años en Francia, se demostró esa teoría y que en la humanidad ha habido epidemias de suicidios, por lo que insiste en la prudencia al momento de trabajar este tipo de noticias.

En relación a la publicación que deben dar los medios de comunicación a estos temas pidió ser muy delicado e imitar a países como Estados Unidos, donde la cobertura no incluye la exposición de la persona muerta, así como la omisión de algunos datos.

“Ha habido en los últimos años figuras muy famosas en Estados Unidos que se han suicidado, busque en la prensa americana cómo abordaron ellos el tema del suicidio en esas figuras famosas. Las imágenes, las palabras tienen que medirse en extremo, las imágenes no se pueden divulgar, no se deberían divulgar, algunos datos no se pueden divulgar”, indicó.

Sin embargo, reconoció que no todos los medios de comunicación del país caen en lo que calificó como aquellos que “dan el santo y la seña” de quien se suicidó sin medir las consecuencias. “No hay un evento que provoque a la vez tanto dolor, tanta pena, tanta culpa y que afecte a tantas personas como un solo suicidio, el suicidio es un tema tabú, todavía en nuestra sociedad es un tema vergonzante”, concluyó.

Contrario a esta posición, está la del reputado psiquiatra dominicano Secundino Palacios, quien rebate esa teoría y plantea que por el contrario, estos casos, como cualquier otra noticia, deben divulgarse para que la sociedad los asuma como lo que son y se trabaje para contrarrestarlo. En ese sentido, señala que el privarse de la vida es producto en casi todos los casos de una fuerte depresión y que si las personas no conocen sobre esta enfermedad y sus consecuencias seguirán ocurriendo estas muertes en mayor cantidad.

A la pregunta de que si compartía la teoría de que los medios de información ayudaban con los suicidios, su respuesta fue la siguiente: “Falso, es al contrario, si se hace una buena cobertura con las informaciones de cómo buscar la ayuda, de cómo prevenirlo, diciéndole a la sociedad, a través de los medios de comunicación, que no sea indiferente ante esa vecina que está aislada, que está triste, que no habla que se encierra, a ese compañero de trabajo que llega con ropa mal combinada, que está triste, aislado que no nos hagamos indiferente ante ellos, que los abordemos, entonces no es escondiéndolo, es diciéndolo, es comunicándolo que se ayuda”.

No obstante, Palacios fue enfático en que esa cobertura debe hacerse con madurez y con el mayor profesionalismo, de forma que se contribuya a contrarrestar las cifras, que a la fecha pasan de 400 en lo que va de año en el país. “Yo creo que hay que decirle a la población las cosas tal cual son en lugar de enmascararlas o de maquillarlas, que los medios de comunicación deben darle al problema de la enfermedad depresiva una cobertura mayor y alertar a la ciudadanía, promover la salud mental, que los médicos y los profesionales de la salud mental aporten más a los medios de comunicación para una buena información sobre la enfermedad depresiva y la enfermedad del sistema nervioso central”, sostuvo.

“Hay que promoverlo, hay que informar, hay que orientar así como orientamos sobre el dengue y otras enfermedades”, subrayó.

Pese a que difieren en sus criterios sobre la cobertura en estos casos, en lo que estos expertos están de acuerdo es en lo relativo al profesionalismo y respeto con que deben abordarse.


Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.