Las complejidades para ver otra final Cavs-Warriors

Cleveland tendrá que hacer malabares para mejorar


Un nuevo enfrentamiento entre LeBron James
y Stephen Curry puede complicarse.
SANTO DOMINGO. El tercer match Cavaliers-Warriors puso a medio mundo a ver unas finales de la NBA que en los Estados Unidos alcanzó los niveles de audiencias más altos desde el último título de Michael Jordan (1998).

Pero mientras los fans de LeBron James consideran las necesidades de Cleveland para frenar la maquinaria de Golden State, ambas gerencias tendrán que lidiar este verano con quebraderos de cabezas para presentar planteles de elevado nivel si quieren volver a verse las caras.

En el Este, los Celtics, con la primera selección del draft que le abre un gran espacio para negociar, están entre los principales interesados en fichar a Gordon Hayward. Sólo tienen compromisos por US$70 millones para la siguiente zafra, lo que les deja un gran trecho para mejorar.

Los campeones tendrán ocho agentes libres, entre ellos Stephen Curry y probablemente Kevin Durant. Para la próxima campaña, el tope salarial llegará a los US$101 millones desde los US$94 millones de la estación pasada cuando entró en vigencia el pacto televisivo de nueve años y US$24 mil millones.

Golden State es el equipo que más dinero puede ofrecer a Curry (US$205 millones y cinco años), un jugador que el club asegura retendrá, luego de hacer sacrificios económicos cobrando US$12 millones para ayudar el equilibrio de la plantilla.

Para mantener el núcleo fuerte, Durant tendría que pactar por un año, aceptar el máximo permitido para un jugador como él, de US$152 millones por cuatro años o ejercer la opción de US$27.7 millones para 2017-2018.

Pero fuentes aseguran a ESPN que Durant aceptará un salario de US$32 millones la próxima campaña. Si KD espera un año más para firmar a largo plazo y vuelva a hacer en formato 1+1, los Warriors podrán ofrecerle alrededor de US$217 millones por cinco años en 2019, cuando se trasladarán de Oakland a San Francisco.

El gerente Bob Myers tendrá que hacer una reingeniería para negociar con los agentes libres Andre Iguodala, Shaun Livingston, Zaza Pachulia, Ian Clark, JaVale McGee, Matt Barnes y James Michael McAdoo. Klay Thompson, Draymond Green, Kevon Looney, Damian Jones y Patrick McCaw tienen contratos asegurados.

La rebaja que aceptaría Durant permitirá a su equipo usar los Bird rights que poseen sobre Iguodala y Livingston. Es una excepción que permite renovar un contrato a un agente libre a pesar de sobrepasar el límite salarial, si ha permanecido al menos tres años en situación de negociar con su club sin haber sido despedido ni cambiar de equipo.

Los Cavs, amarrados

Para el siguiente curso, los Cavaliers tienen garantizado pagar US$125,671,205 en sueldos. Ese panorama deja a la franquicia con un reducido espacio para perseguir agentes libres en el tiempo muerto a menos que hagan cambios importantes. Kevin Love es la figura que entra a la ecuación para hacer cambios. El delantero cobrará en 2017-2018 unos US$22.6 millones y ha sido mencionado como posible pieza de cambio con los Pacers de Indiana por Paul George.


Por Nathanael Pérez Neró
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.