La primera cosecha de pera japonesa en Constanza

La pera japonesa, cuya primera cosecha se produjo en Constanza.
La producción agrícola de Constanza, municipio de la provincia La Vega, tiene desde este martes una nueva alternativa de siembra para diversificar su vasta oferta en el cultivo de frutas, hortalizas y legumbres, con la primera cosecha y degustación en el país de peras japonesas.

Se trata de un producto de ciclo medio, dulce y jugosa, con características muy similares a las frutas locales de este trópico, que promete una nueva oportunidad para la exportación a futuro, ya que todavía se encuentra en estado de prueba.

El cultivo de la pera japonesa impactará de manera positiva la economía de los productores del Valle de Constanza, explicó el alcalde del municipio Constanza y uno de los propulsores de este proyecto, Ambiorix Sánchez.

El alcalde agregó que estos productores se han interesado en conocer la especie al participar en talleres de capacitación en los que han participado también técnicos del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), dependencia del Ministerio de Agricultura.

Los productores resaltan la calidad del suelo de Constanza para el nuevo cultivo y el clima adecuado.

La cantidad de pera cosechadas es 25 unidades como parte del proceso de prueba que tardó poco más de 2 años. Los ejemplares tienen un tamaño de 5.8 x 5.6 centímetros y 13% de grado brix, lo que indica que el nivel de azúcar presente en el fruto está dentro de los parámetros. El fruto ofrece la oportunidad de nuevas cosechas a partir de la primera fruta por las 8 semillas que aproximadamente posee.

La pera japonesa se da a temperatura de 4 grados Celsius, con un grado de etileno muy bajo, lo que permite que se conserve por más tiempo.

El producto se siembra por semillas y se puede cultivar en estilo estante y tipo árbol e inmediatamente termina esta etapa necesita 90 días para la floración madura. El mejor terreno para este cultivo es la tierra llana.

Sánchez explicó que este proyecto fue posible tras un acuerdo de cooperación entre las autoridades del Instituto Agrario Dominicano (IAD), tutelado por Emilio Toribio Olivo, la embajada dominicana en Japón y la alcaldía de Matsudo, Japón, que tras una investigación encontró en Constanza el clima adecuado para iniciar el proyecto.

En los próximos días los productores de La Culata, Tireo, La Descubierta y otras zonas estarán recibiendo unas 500 matas para comenzar a cultivar la fruta que, dicen, tiene un mercado asegurado.
Share on Google Plus

Editor Gazcue es Arte

Me considero joven, ya que la juventud es un estado del espiritu, bohemio como todo residente en Gazcue, academicamente soy Master en Educación Superior mención Docencia, Licenciado en Comunicación Social, Técnico Superior en Bibliotecología y Diplomado en Ciencias Políticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.