LOS LADRONES CAMBIARON DE HORARIO

Ahora asaltan al levantar el día, sin ser molestados

De tantos asaltos que se dan a diario o de ver tantas películas pirateadas, el ciudadano de a pie se siente experto y en capacidad de orientar a la Policía.

Por ejemplo, el horario y el modus operandi.

Los ladrones de un tiempo atrás no dormían y dedicaban sus noches a penetrar casas habitadas y a robar calladamente, aprovechando el sueño de sus víctimas.

Ahora duermen a patas sueltas, pero se lanzan a las calles bien de mañanita como si creyeran en el refrán de que quien se levanta temprano Dios lo ayuda.

Los robos de estos días se producen al iniciarse el día y los ejecutan dos sujetos que se desplazan en uno de esos motores llamados saltamontes.

Los agentes tienen por tanto que cambiar de hora y coger las señas. La nocturnidad y el escalamiento son cosas del pasado. Ahora importan la luz del sol y la intemperie.

Entonces, no hay que dar tantas vueltas, y aparentar, o inventar. Los delincuentes dan la pauta, y solo hay que seguirla, y actuar en consecuencia.

Debe moverse el servicio, pues ¿a qué perseguir el delito de noche, si los delincuentes cumplen su jornada entre seis y media y siete u ocho de la mañana?
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.