Los menores vistos por un psiquiatra

A los menores que han fallado, alguien les ha fallado 

 Escrito por: JOSÉ MIGUEL GÓMEZ

La mentalidad y el comportamiento social dominicano es autoritario, rígido e inflexible, producto de más de siete décadas de dictaduras, donde Pedro Santana asumía el imperio de la “Ley”, hasta Trujillo y su famoso “Tránquelo” o “enciérrelo”.

La incapacidad institucional y gerencial de una democracia excluyente, desigual e injusta, se pone en evidencia cada vez que tiene un problema estructural el cual no ha podido resolver de forma equitativa, educativa, sana e integral; donde las personas sean valoradas dentro de un Estado de derechos y deberes, pero con dignidad e igualdad. Entonces, esa sociedad impotente, disfuncional y desigual, vuelve a sus orígenes patológicos: “la dictadura”, “la ley,”, “usar el garrote”, “aumentar las penas”, “fusílenlo”, “bórrenlo del mapa”, “limpiar la ciudad”, “dar escarmiento” “darle pa bajo” “pa que cojan cabeza” etc.

A los menores entre 10 y 18 años que tengan conductas disociales: robos, bandolerismo, atracos, abuso o dependencia de drogas y que participen en muertes violentas, homicidios, o que pongan en riesgo a las demás personas, serán aumentadas sus penas de 10 o 15 años, sin realizar diagnóstico psico-social, ni la valoración psicopatológica, ni la condición de discapacidad o falta de madurez, o la valoración del juicio crítico, o  valorar los modelos de Influencia social que llevan al adolescente a transgredir las normas. Sencillamente es la mentalidad autoritaria, de luz corta y de exonerar a los actores políticos que han fracasado en la viabilización de un país que facilite oportunidades para el desarrollo, la integración y la valoración de la persona. Después de “trancarlos”, “darle pa bajo” “ponerlo en las rejas”; Después de todo, cuáles son las alternativa de programas de Rehabilitación y Reintegración psicosocial y laboral, espiritual y moral para estos adolescentes. Estos menores son pobres o viven en la pobreza extrema, la marginalidad social, la exclusión, en el mercado ilícito de armas y drogas; de la prostitución infantil, de familias disfuncionales etc. Y todo esto produce resentimiento social, frustración, odio, sed de venganza, ira acumulada y enojo crónico, que no les permite entender sus causas, sino vivir sus consecuencias.

Literalmente, plantean responder a las consecuencias, no a las causas. La solución es crear las políticas públicas para adolescentes de alto riesgo y en condiciones riesgosas. Y para aquellos que presenten trastorno antisocial, establecer diagnóstico, sistema carcelario con programa de rehabilitación psicosocial; crear las unidades de psiquiatría forense como auxiliar de la justicia.

Los menores que han fallado, alguien les ha fallado. Ellos estarán presos, los actores deciden por sus vidas y futuro. Volverán con 20 o 25 años, como profesionales de la delincuencia, entonces dirán, “dale pa bajo”, que es lo mismo que volver a la patología trujillista.
Share on Google Plus

Editor Gazcue es Arte

Me considero joven, ya que la juventud es un estado del espiritu, bohemio como todo residente en Gazcue, academicamente soy Master en Educación Superior mención Docencia, Licenciado en Comunicación Social, Técnico Superior en Bibliotecología y Diplomado en Ciencias Políticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.