Hábitos de las mujeres flacas

Odiadas en secreto por las gorditas, las flacas tienen sus propios misterios... 

POR HIMILCE TEJADA 
himilcetejada@live.com.

Las mujeres que pierden peso desarrollan patrones y
hábitos.

Santo Domingo. Son las mujeres que secretamente odiamos. Aparte de que nada parece engordarlas, tampoco el pelo tampoco se les "empegota" ante la humedad del 300% que permanece después que las tormentas pasan.

Más en serio, tiene que haber un truco detrás cuando le preguntas la razón por la que siempre lucen delgadas y ellas te juran por sus hijos (y tienen 3!) que no hacen dieta y que comieron arroz al medio día. Mientras tanto, tú…con chichos por todas partes, pasando hambre y lo próximo en la dieta es una sazonada hoja de lechuga.

Pero lo cierto es que hay patrones y hábitos que desarrollan las mujeres que han perdido peso y se han mantenido delgadas a través de los años. Los científicos se han ocupado de recogerlos y algunas afortunadas decidieron compartirlo con el resto de los mortales.

Aquí hay algunos….

Las mujeres flacas, se sientan: Aunque parezca algo obvio, si te dedicas a caminar o realizar otras actividades en el tiempo en que supuestamente estás comiendo, pierdes el sentido de la proporción y no te das cuenta de la cantidad que estás consumiendo. El cerebro es el que da la orden de "estar lleno" y si lo tienes ocupado con otra cosa, se le va a pasar o no lo vas a oír. Hay estudios que demuestran que la gente que se sienta a comer y solo se dedica a eso, termina consumiendo 200 calorías menos que aquellos que acostumbran a comer de pie.

Las mujeres flacas porcionan: Saben lo que les gusta, conocen sus debilidades y aprenden a jugar con las mismas cartas. Se sirven en platos pequeños porciones pequeñas (aunque repitan, pero siempre es menos). Así como tienen una "tacita" para calcular el arroz antes de cocinarlo, tienen otra dentro de la caja de cereal, de la funda de papitas y de cualquier cosa que les de seguidilla.

Las mujeres flacas esconden los antojos: No es que no se den alguno de vez en cuando, es que conocen sus límites y los quitan delante de su vista cuando el antojo ha sido "sublimado". Aprenden a poner en la parte trasera de la despensa lo que más les gusta y guarda en envases opacos lo que más le tienta en la nevera. Sabes lo que va en los envases transparentes? Frutas, muchas frutas y vegetales cortados "para picar".

Las mujeres flacas toman mucha agua: De hecho, si las observa, andan con un termito encima. Cuando tienen sed, toman agua. Y eso las mantiene desintoxicadas, hidratadas y con buena rutina matutina.

Las mujeres flacas buscan la luz: Uno nunca se imagina comiéndose una palomita extra grande, un hot dog, un chocolate de los rojos y un refresco de 32 onzas en su casa, sentado en su sofá. Siempre es en el cine, verdad? Nunca se ha preguntado por qué? Es por la oscuridad. En lo claro jamás comeríamos así, ni permitiríamos que la gente nos viera. Las mujeres flacas desconfían de los restaurantes a media luz y de la comida que no se ve!

Las mujeres flacas comen a su tiempo: 3 veces, 5 veces, 7 veces…las veces que sean, las mujeres flacas comen exactamente a la misma hora. Saben que cuando se saltan una comida, el cuerpo se lo reclamará. Y saben además, que cuando comes con hambre, comes de más. Otro truco infalible? Las mujeres flacas desayunan. Han aprendido, de tanto leerlo, que el que sale desayunado de su casa tiene más energía, quema más energía y le da menos hambre en el transcurso.

Las mujeres flacas se ejercitan: Y no necesariamente pasan horas en el gimnasio, pero se mantienen en permanente actividad. Caminan, suben y bajan escaleras, mojan las plantas, cargan sus compras. Y sí, se mantienen conscientes de los cambios de su cuerpo y lo obedecen. Y a veces lo forzan cuando el cuerpo insiste en quedarse "haciendo nada". Otro secreto? Las mujeres flacas no comen delante de la televisión, por lo mismo que no comen en lugares oscuros ni caminando.

Las mujeres flacas cocinan: Saben prepararse sus propias comidas y saben que cuando las hacen ellas mismas utilizan menos grasa, menos sal, menos elementos artificiales. Difícilmente fríen y muy rara vez guisan. Apuesto a que tienen sus propias ollas a las que nadie les pone la mano.

Como ven, no son trucos de magia. Mezclas todo lo anterior con unos genes maravillosos y algo de suerte y ya está! Flaca para siempre.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

  1. No es que sean todas pero existen algunas flacas que no llevan ningún tipo de control y comen mas que una nigua y no engordan una onza eso. Es envidiable, pero en general todo implica un sacrificio....y debemos cuidarnos si quermos vernos bien y estar en salud.....

    ResponderEliminar

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.