El Milo Jimenez de Jose Mercader


Aunque todo el mundo ha oído, desde el 16 de febrero de 1973, que Francisco Alberto Caamaño Deñó fue capturado vivo por el entonces general Ramón Emilio Jiménez  (Milo), y desde el 16 de agosto de 1973 todo el mundo ha oído que Caamaño fue fusilado, no se explica que no haya consecuencias, y ese hombre siga como el caminante aquél. Pese a que la versión de que Balaguer mandó a fusilar a Caamaño por las tropas bajo su mando, éste ni se da por aludido.

Y más ahora, cuando de acuerdo a la Convención de Ginebra, el caso no perime y más aún, que los hijos de Caamaño (no los frene Sigfrido, que el prestigio de la Institución está en juego) y el pueblo quieren justicia, ¿Se mantendrá ese exmilitar como si no se dijera nada, sin siquiera darse por aludido?
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.