Rudo golpe a la Lidom

Por Satosky Terrero Galarza


El caso Anderson Hernández debe ser considerado como una voz de alarma para la liga y su futuro. Anderson, escogido en el sorteo de nativos, desistió de jugar con las Águilas Cibaeñas a última hora por supuestas presiones de familiares y amigos suyos, y claro, fanáticos de los Tigres del Licey, el súper rival de los cibaeños.

La Liga Dominicana de Béisbol  (Lidom) no pudo hacer otra cosa que romper sus propias reglas para salir del paso. Le permitió a las Águilas que escogieran a un cuarto jugador de los Gigantes, aún cuando las reglas del sorteo de nativos dicen que los equipos solo pueden tomar únicamente a tres de un mismo conjunto eliminado.

Todos sabemos que en las argumentaciones de Hernández subyace la fricción generada por la acérrima rivalidad entre Licey y Águilas, que hasta cierto punto escapa ya de lo deportivo. Eso no ha hecho más que darle un rudo golpe a la institucionalidad de la Lidom, que aparentemente carece de los mecanismos para controlar a sus dos connotados miembros. Hay que buscar solución inmediata a eso o es mejor dejar sin efecto un draft con el que estoy a favor por entender que ayuda a ofrecer un mejor espectáculo.

Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.