La obesidad es una cuestión de hábitos, no de alimentos

Para tener un peso saludable se debe tener una dieta
balanceada y hacer ejercicios.

La universidad Cornell confirma que dietas mal balanceadas se producen por abuso de ingesta de alimentos, incluso los “light”.El refrán popular “los alimentos no engordan, el que engorda es uno” pareciera no estar tan alejado de la realidad. Según el estudio “¿Pueden llevar los alimentos light a la obesidad?”publicado por la Universidad de Cornell en Nueva York, Estados Unidos, se confirman que los hábitos de muchas personas son los que los llevan a aumentar los niveles de grasa en el cuerpo.

Dicha investigación incluso confirmó que la mitad de las personas sometidas al estudio abusaban de los alimentos, principalmente de aquellos que venían con la etiqueta “light” o bajos en calorías. Los encargados del estudio concuerdan en la importancia de aprender a leer las etiquetas nutricionales y así comprender lo que se come y en qué cantidades para no afectar la salud.

Los investigadores concluyen que no hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas. Según los autores, servirse más porciones le inyecta al cuerpo más calorías, y eso se une a otras condiciones como las genéticas que podrían afectar a una persona llevándola a ganar más peso y a tener ciertas dificultades para reducirlo posteriormente. Recuerde que los problemas de obesidad son producto de varias causas, entre ellas, un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas y otros factores como los  genéticos y la falta de actividad física.

Carlos Alvayero, médico internista y endocrinólogo salvadoreño,  agrega que “el peso es un balance entre la ingesta y el gasto de calorías, por lo cual un grupo de alimentos no puede ser el causante de la obesidad, sino más bien, el total de calorías diarias consumidas que exceden el gasto calórico que tiene cada persona”.

Deja a un lado los mitos

Si usted piensa que no puede comer rico y al mismo tiempo mantener su salud, este es el momento para que cambie de opinión. Sí es posible consentirse, lo esencial es realizar actividad física de forma regular y mantener una alimentación balanceada. ¿Cómo balancearla? Lo primero que debe hacer es visitar a su médico o nutricionista para que le indique cuántas calorías requiere su cuerpo diariamente para funcionar. El siguiente paso será leer las etiquetas nutricionales, de modo que sus comidas le ayuden a alcanzar esa meta calórica. Un tercer paso sería aumentar el ejercicio, no tener tiempo para ir al gimnasio tampoco es una excusa. La obesidad es una condición que se puede prevenir con determinación.

Latinoamérica en “números rojos”

A raíz de una evaluación realizada por la Organización Mundial de la Salud en países de Latinoamérica, se determinó que  la obesidad es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades como: los males cardíacos, la diabetes y la hipertensión, ya que en nuestros países el 80% de las muertes se dan por este tipo de enfermedades. Estas dolencias, además, son la causa de otros males que comienzan a saturar los servicios de salud en toda la región.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.