Se cumplen 114 años ajusticiamiento del presidente Ulises-Lilis- Heureaux

SANTO DOMINGO.- Este viernes, se cumplen 114 años de la muerte,  en la ciudad de Moca, del presidente de la República, Ulises- Lilis- Heureaux, quien fue ajusticiado por Ramón Cáceres, Jacobito  de Lara, entre otros, complotados.

El hecho ocurrió un  día de Santa Ana, del año 1899, cuando supuestamente un limosnero le solicitaba dinero al generalísimo Lilis, en el momento en el que el dictador visitaba a una amante que tenía en Moca.

Cuenta la historia, que el dictador Lilis tenía una quería en la ciudad de Moca conocida con el sobrenombre de “La Cigua”, persona que acostumbraba solicitarle dinero al entonces mandatario.

Se cuenta que Evangelina López, “La Cigua” le envió un papelito al dictador en el que le informaba de la trama que habían preparado Ramón Cáceres y Jacobito de Lara, para ajusticiar al dictador, pero que Lilis pensando que era para pedirle dinero, como siempre lo hacía esta mujer, no lo leyó. Y, precisamente, cuando leyeron el papel, de lo que hablaba era de trama que existía para quitarle la vida.    

Heureaux nació el 21 de octubre de 1845 en San  Felipe de Puerto Plata, hijo natural de Josefa Lebert, oriunda de las Islas Vírgenes y José Alejandro D'Assás Heureaux Fortune, nacido en Haití y capitán de navío de la Marina Francesa. Abandonado por su padre (aunque más tarde le diera su apellido), sus primeros años se desenvolvieron a la sombra del cuidado materno. Su madre, miembro de una familia muy pobre, no pudo hacer grandes cosas durante los primeros años de la vida de Ulises.

Heureaux Lebert conocido como Lilís fue presidente de la República desde  el 1 de septiembre de 1882 al 29 de enero de 1883, desde el 6 de enero al 27 de febrero de 1887 y nuevamente desde el 30 de abril de 1889 hasta su asesinato en 1899. Su forma de gobierno dictatorial condujo al país a la bancarrota, situación que provocaría una fuerte inestabilidad política y seria la causa principal de la posterior.

Cuando República Dominicana fue anexada a España en 1861, muchos dominicanos se insurreccionaron con la intención de restaurar la independencia perdida. Lilís se integró con entusiasmo a ese movimiento y entró al servicio del general Gregorio Luperón, que era el comandante máximo. Se desempeñó con tanta brillantez que se convirtió en el principal lugarteniente del general.

Cuando tuvo la oportunidad de combatir en el Sur demostró todo su coraje y capacidad de guerrero.

Un padre católico llamado Fernando Arturo de Meriño asume la presidencia en septiembre de 1880 siendo Heureaux nombrado Ministro de Interior y Policía. Al término de dos años, Meriño le pasa las riendas del gobierno a Heureaux, el 1 de septiembre de 1882. Heureaux mantuvo un gobierno democrático hasta 1 de septiembre de 1883.

Habiendo obtenido el poder nuevamente, Heureaux lo mantuvo en sus manos por el resto de su vida. En 1888 exilió a su mentor Gregorio Luperón, y al año siguiente forzó al Congreso a pasar una reforma constitucional aboliendo el impedimento a la re-elección presidencial y eliminando el sistema de votación por voto directo. Para expandir su base de poder, incorporó en su gobierno a miembros del partido político rival: los Rojos .

También desarrolló una amplia red de espías, informantes y policías secretos con el fin de prevenir rebeliones, asesinar o forzar al exilio a políticos que no quisieran cooperar con su gobierno.

Heureaux y sus seguidores se enriquecieron a través de grandes inversiones privadas en la creciente economía de exportaciones. El punto era que “la separación entre los bienes privados del presidente y las finanzas del Estado era vaga, fluida y casi inexistente.”[1

Durante las últimas dos décadas del siglo 19, el azúcar sobrepasó al tabaco como principal producto de exportación del país como resultado del ingreso de plantadores de azúcar de origen cubano, que emigraron a Santo Domingo a raíz de la Guerra de los Diez Años . Lilís regaló grandes terrenos en los valles de la costa sureste, donde se construyeron los primeros ingenios azucareros mecanizados del país.

Su dictadura se embarcó en varios proyectos ambiciosos de modernización del país, incluyendo la electrificación de la ciudad de Santo Domingo, la construcción de un puente sobre el rio Ozama y el comienzo del servicio interno de ferrocarril de una sola via conectando las ciudades de Santiago y Puerto Plata.

En 1870, ya Lilís había embarazado a la sureña Juana (Juanica) Ogando, una "regia mulata", hija de Juan Ogando y Catalina Encarnación, y con la que procrearía a Rosa y Ulises Heureaux Ogando.

El 10 de noviembre de 1880, Lilís casó con Catalina Flank, puertoplateña nacida en 1856 e hija natural de Rosalía Jean Louis con la cual había comenzado una relación en 1873. Lilís y Catalina procrearon cuatro hijos, a los cuales legitimaron, a saber: Rosa (Rosita) de 7 años (nacida en 1873); Ulises de 6 años (nacido en 1874); Asunción de 2 años (nacida en 1878) y Fenelón de 1 año (nacido en 1879).

Trama para ejecutar a Lilís

La agudización de la crisis económica incentivó a los integrantes de la Junta de Jóvenes a programar la eliminación física del tirano. La entidad fue creada por Horacio Vásquez, quién participó en la fracasada "Revolución de los Bimbines" y fue posteriormente indultado por Heureaux.

Los jóvenes integrantes de la Junta estuvieron esperando el momento adecuado para levantarse en armas, y en la primavera de 1899 recibieron a Jacobo De Lara, quien retornó de París con instrucciones de Juan Isidro Jimenes de ajusticiar a Lilís. Sin embargo, estas instrucciones no fueron aceptadas por la unanimidad del seno de la Junta, ya que mientras Ramón Cáceres se manifestó de acuerdo con la misma, Vásquez sugirió el derrocamiento de la dictadura a través de una revolución.

Vásquez posteriormente fue convencido y apoyó los planes de Jiménez iniciándose los preparativos de eliminación del tirano, quien se presentó el 25 de julio en la tarde a la población de Moca, hospedándose en la casa de Carlos María Rojas, donde pernoctó.

 Ramón Cáceres se dirigió hacia el tirano con el objetivo de cumplir lo acordado, encontrando el respaldo de Jacobito de Lara, de 16 años de edad, quien se les unió y ambos dispararon en contra de Lilís la tarde del 26 de julio de 1899.

El primer disparo lo recibió Heureaux del jovencito Lara y luego otro de Cáceres, quien de esta manera cumplió la promesa de vengar la muerte de su padre, Manuel Altagracia Cáceres. 
Share on Google Plus

Editor Gazcue es Arte

Me considero joven, ya que la juventud es un estado del espiritu, bohemio como todo residente en Gazcue, academicamente soy Master en Educación Superior mención Docencia, Licenciado en Comunicación Social, Técnico Superior en Bibliotecología y Diplomado en Ciencias Políticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.