Productor TV José Augusto Guerrero narra como perdió pierna en accidente

Hace muchos años yo estaba en una fiesta de Fernando Villalona, en el antiguo hotel Sheraton, y el problema mío es que me duermo manejando,  entonces choqué con un palo de luz en la avenida Bolívar y nadie me recogía. En ese entonces había una ley que quien recogía una gente herida iba preso y unos paquistaníes junto al dueño de un colmado me recogieron y me llevaron al hospital Darío Contreras. Estando allí, Fernandito me fue a buscar y me llevó al Centro Médico UCE. En ese accidente perdí mi pierna izquierda por encima de la rodilla, pero eso no ha impedido que yo deje de hacer mis obligaciones porque todo es mental, a veces yo ni me acuerdo que soy amputado y después de ahí, me enfrenté a la realidad.

La realidad

No te niego que al principio mi realidad fue dura, cuando vi que no podía realizar algunos de mis pasatiempos, como ir al campo a sembrar, coger carretera, jugar béisbol, softbol, boliche, lanzarme desde un bote en alta mar, ir a la piscina y tirarme del trampolín. Pero gracias a Dios mi visión de la vida siguió siendo la misma y no he perdido el interés por ella. Al principio venía al trabajo en silla de ruedas. Fernandito buscó a Rafael Paulino, un médico que vivía en Nueva York, quien vino a hacerme la pierna y por mí, se quedó a vivir aquí y juntos montamos el Laboratorio Ortopédico Internacional. A partir de ahí yo he donado más de 10 piernas y brazos, sin tener fundación, sino pidiendo dinero a diversas personalidades y entidades.

Momentos que impactan

Soy de los que dicen que los momentos difíciles hay que enfrentarlos con valentía. He enfrentado con valentía la pérdida de mi pierna, no vivir con mis hijos, la muerte de mi padre, que en momentos que hablaba por teléfono conmigo, le dio un infarto fulminante y murió; el fallecimiento de mi madre hace alrededor de un mes. Esos son momentos que impactan, al igual que la muerte de amigos, pero hay que saber que la vida es como un árbol que crece y a veces se convierte en leña y luego pasa a ser ceniza. Esa es la vida, y no es que uno no tenga corazón. Me da mucha pena todos esos artistas que han muerto como Félix del Rosario, Luisito Martí, Freddy Beras, Felipe Guzmán, a quien le decían Avelino, Pololo, María Rosa Almánzar, Aurea Juliao, no quisiera dejar de mencionarlos a ninguno. Estas son personas con las que compartí y por ley de vida, muchas veces el alma se acostumbra a su partida pero no a dejas de sentir su ausencia. Uno enfrenta esa realidad porque la vida y la muerte son dos realidades. 
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.