ADN permite liberar a dos hombres encarcelados desde hace 21 años por un triple homicidio

La justicia ha relacionado ahora el crimen con un asesinato sin resolver de 1999, cuando los jóvenes ya estaban en prisión


Anthony Yarbough (izquierda) y Sharrif Wilson (derecha)
EEUU ha vivido un nuevo caso de error de la justicia. Dos hombres que han pasado los últimos 21 años en la cárcel por un triple homicidio han sido liberados después que pruebas de ADN revelaran que no cometieron esos crímenes, según ha revelado en exclusiva la CNN.

Anthony Yarbough, de 39 años, y Sharrif Wilson, de 37, fueron detenidos en junio de 1992 por la muerte de la madre de Yarbough, de la hermana de este de 12 años y de una amiga de la niña en Coney Island. El año pasado se encontraron restos de ADN en las uñas de la madre de Yarbough que ligaban con restos de esperma de la violación y asesinato de Migdalia Ruiz, también de Brooklyn, en 1999, un caso que no se había resuelto y que se cometió cuando los presuntos autores del triple homicidio ya estaban en la cárcel.

Con las nuevas pruebas que evidencian que no cometieron los crímenes y con el visto bueno del fiscal del distrito de Brooklyn, Yarbough y Wilson fueron liberados este jueves. "Mi oficina ha tenido en cuenta las nuevas pruebas científicas que no estaban disponibles en el momento del juicio", ha explicado el fiscal Kenneth P. Thompson, en un comunicado. "Mi obligación de acuerdo con la legislación es determinar si esta nueva información, de haber sido presentada en el juicio, habría sido más probable que hiciera que el jurado llegara a un veredicto distinto", ha explicado.

Investigar "más profundamente"

Zachary Margulis-Ohuma, abogado de Yarbough, se ha felicitado por la decisión judicial. "Cualquiera que hubiera mirado el caso con una mente abierta habría visto que no era posible que Tony hubiese matado a su madre y a las dos niñas". Para Margulis-Ohuma, este caso era "fácil" con tales "evidencias de inocencia". El abogado ha expresado su deseo que la fiscalía investigue "más profundamente" los casos en el futuro.

Yarbough y Wilson tenían entonces 18 y 15 años respectivamente. El día de autos el primero llegó a su casa por la noche y descubrió los cuerpos de las tres mujeres, asfixiadas, atadas con cables eléctricos y con múltiples heridas. Las niñas estaban semidesnudas. La policía interrogó a los dos jóvenes hasta lograr que confesaran. En el 2010, y después de que Wilson dijera que había mentido, la fiscalía reabrió el caso.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.