Expediente narra el testimonio en juicio del empleado de Salud Pública que fue asesinado

El imputado fue condenado a 20 años de cárcel, pero luego fue descargado y puesto en libertad


El vehículo conducido por José Francisco Durán de
Castro.
SANTO DOMINGO. José Francisco Durán de Castro, empleado de Salud Pública, que fuera asesinado el pasado martes, testificó en un juicio que se le siguió a Junior Francisco Féliz Féliz, quien fue procesado, en principio condenado a 20 años de prisión por el asesinato de un hombre durante un atraco ocurrido en el barrio Simón Bolívar, pero posteriormente descargado de la acusación.

Según el expediente, el 19 de diciembre de 2010, a las 3:00 a.m., en la calle Bartolomé Colón esquina San Martín de Porres, supuestamente se presentó el imputado portando un arma de fuego, donde se encontraban conversando Carlos Manuel Coronado, Antonio Herrera de León y José Ramón Martín Méndez, a quien le arrebató una cadena de oro que tenía en el cuello.

Agrega que esto produjo la resistencia de los presentes, por lo que Féliz Féliz haló un arma de fuego que portaba, emprendiéndola a tiros en contra del grupo, logrando impactar a Coronado con herida de entrada en el tórax izquierdo y salida en la región dorsal derecha, que le produjo la muerte.

Otro impacto de bala a Martínez Méndez, le produjo una herida en el brazo izquierdo y una fractura abierta.

Asimismo, otro disparo alcanzó a Herrera de León, causándole una herida de proyectil de arma de fuego con entrada en la región ilíaca izquierda, que le produjo atrofia muscular de miembro inferior izquierdo con acortamiento del mismo.

El 15 de marzo del 2011, el imputado resultó arrestado en el barrio Simón Bolívar, portando la pistola marca Arcus calibre 9 mm, con la numeración 24D95332 sin documentación que avalara su porte y tenencia.

La pieza acusatoria destaca que al ser comparados con los casquillos del arma ocupada en el escenario donde resultó muerto Coronado y heridas las personas, coincidieron con las características individuales.

El expediente fue ventilado primero en el Segundo Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, que mediante sentencia No.146-2012, de las magistradas Sarah Veras Almánzar, presidenta, Ingrid Fernández y Vladimir Rosario, fue declarado culpable de homicidio agravado, acompañado de robo con violencia, condenado a 20 años de prisión y una indemnización de RD$3.5 millones.

Durán de Castro testificó junto a cinco personas en el juicio seguido al imputado.

Narró que estaba en el hecho, y fue el único que no salió herido porque salió huyendo del lugar.

"El señor allá fue el que hizo los disparos (señalando al imputado), yo no había tenido ningún problema, yo nunca lo había visto, no lo conocía, estaba con una chaqueta azul, un jeans y tenis, es lo más que recuerdo cuando lo vi".

Al comparecer al tribunal, detalló que en el lugar donde ocurrieron los hechos estaba claro porque había luz.

"Estábamos debajo de una lámpara exclusivamente de la corporación de la CDEEE, que tenía todo muy iluminado y claro".

Indicó que donde estaban parados había un centro de internet y una iglesia.

"Carlos era el difunto que el señor mató".

Expresó que el imputado se involucró en un aguinaldo que tenían, lanzó una botella para arriba, y le disparó a Carlos.

"Estoy seguro que es esa persona, porque cuando él venía y tiró la botella lo vi".

La condena por ese expediente en contra de Féliz Féliz fue apelada. El 22 de marzo del 2013, la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional anuló la sentencia, y ordenó la celebración total de un nuevo juicio.

Mientras que el 7 de febrero de este año, el Cuarto Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito declaró la absolución de Féliz Féliz, por insuficiencia probatoria.

En consecuencias, lo liberó de toda responsabilidad penal, ordenando el cese de toda medida de coerción en su contra, mediante la resolución No.670-2011-0881, dictada por la Oficina Judicial de Atención Permanente, el 19 de marzo del 2011, así como su inmediata puesta en libertad.

El imputado guardaba prisión en la cárcel de La Victoria.

PN: Abogado no ha pedido protección 

La Policía negó ayer que un abogado que llevó el caso por asesinato en contra de uno de los sicarios que mató a José Francisco Durán de Castro, solicitara protección a la Policía. Una fuente policial dijo que el profesional del derecho Gerardo de la Cruz, al ser interrogado por los investigadores que llevan el caso, dijo que en su momento también recibió amenazas de Junior Féliz Féliz y de Manuel Osiris Quiñones de la Rosa. De acuerdo con la fuente vinculada a la investigación, tampoco la Policía le ha dado protección a De la Cruz, ni a ningún otro.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.