El príncipe despreocupado

A Abdul Aziz Bin Fahd le robaron medio millón en París, pero él ni lo ha denunciado


El príncipe Abdul Aziz Bin Fahd
El espectacular atraco de película a las puertas de París de una caravana de un príncipe saudí ha tomado un nuevo giro novelesco con la revelación del nombre del protagonista de la desventura. Se trata de Abdul Aziz Bin Fahd, multimillonario de 41 años, más conocido por sus fiestas que por su perfil político. Era el hijo “favorito” del fallecido rey Fahd y es sobrino del actual monarca Abdalá. A pesar del altercado y de la pérdida de casi medio millón de euros, su alteza real, con fama de juerguista y de donjuán, no parece muy perturbado. Apenas momentos después del atraco puso rumbo a Ibiza, tal y como tenía previsto.

El monovolumen que encabezaba la comitiva de una decena de vehículos fue atracado el domingo por la noche por un comando armado cuando se dirigía al aeropuerto de Le Bourget. El príncipe entonces ya se encontraba en el aeropuerto, esperando la llegada del resto de su personal y de sus pertenencias, por lo que no vivió el ataque, como se pensó en un primer momento. Según la radio Europe 1, el botín podría elevarse finalmente a casi medio millón de euros, el doble de lo inicialmente anunciado: unos 300.000 euros en efectivo y otros 300.000 dólares, además de documentación oficial.

Pero el príncipe ni siquiera se ha molestado en presentar una demanda por el robo. Como tenía previsto, embarcó con el conjunto de su delegación a bordo de un vuelo privado con destino a la isla. Una fuente policial ha asegurado a la agencia France Presse que la delegación “parecía más preocupada por las medicinas del príncipe que se encontraban en el vehículo” que por el dinero robado. Aunque al final se quedaron tranquilos dado que pudieron recuperar las “medicinas” en cuestión.

Lo cierto es que la suma no parece gran cosa para este heredero multimillonario que acababa de pasar 45 días alojado con todo su personal en el prestigioso hotel Georges V, junto a los Campos Elíseos, uno de los más elegantes y caros del mundo. Como tantos otros millonarios del Golfo, es un habitual del turismo de lujo en París, donde se ve a menudo con Saad Hariri, hijo del exministro asesinado Rafic Hariri.

Hijo del fallecido rey Fahd, desaparecido en 2005, y considerado como su hijo predilecto, fue nombrado con tan solo 25 años ministro de Estado sin cartera y promovido como jefe de oficina del Consejo de Ministros dos años después. En abril perdió su puesto de ministro, después de haber abandonado en junio de 2011 el de jefe de la oficina del Consejo de Ministros. Como empresario está asociado a su tío materno Walid al Ibrahim, jefe del grupo audiovisual MBC, propietario entre otros del canal Al Arabiya, competidora de Al Yazeera.

Aunque el protagonista del robo no parezca muy afectado, el caso ha puesto en apuros al Ejecutivo francés. El 1 de septiembre el presidente François Hollande recibe la visita oficial del príncipe heredero, ministro de Defensa y número dos del régimen saudí, Salmán Abdel Aziz al Saud, también tío de Abdul Aziz Bin Fahd. Apenas unas horas después del atraco, Francia trasladó al rey Abdalá un mensaje de disculpas y garantizó que la investigación será rápida y discreta. En juego están las relaciones diplomáticas, y también la perennidad de París y la Costa Azul francesa como destino predilecto de los monarcas y las grandes fortunas árabes.

Por ahora los investigadores siguen buscando a los miembros del comando atracador —entre cinco y ocho personas— que sin disparar una sola bala ni dejar heridos lograron hacerse con el botín sin mayores problemas. Secuestraron brevemente al conductor, al asistente y al guardaespaldas que se encontraban en el interior, antes de soltarlos. El coche apareció una hora después a unos 35 kilómetros de distancia, quemado y, por tanto, sin que se pueda recuperar ninguna huella dactilar. Los atracadores fueron directos al vehículo con el dinero, por lo que la policía considera que estaban bien informados. De momento, los encargados de la investigación tienen previsto interrogar tanto al personal del hotel Georges V como al personal de la Embajada saudí en París.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.