Festival Presidente 2014 concluye por todo lo alto

Bruno Mars (izq.) durante su presentación.
SANTO DOMINGO. La noche del domingo, realmente ya lunes, expiró el Festival Presidente 2014, que tuvo como característica principal en ser el primero en incluir no solamente artistas latinos, sino de otras geografías y culturas, como fue el caso de Bruno Mars, quien a pesar de tener raíces latinas es un producto netamente norteamericano.

Nada superó su impronta en el Festival, donde además de cantar y desplegar todas sus energías, tocó diversos instrumentos y entregó un concierto magistral.

Esta edición del Festival fue la primera después de la venta de la Cervecería a Ambev. Wisin y Yandel deben haber comprendido que mejor juntos que solos. El impacto en el público desde los primeros acordes fue inmediato. Los temas conocidos a dúo fueron coreados y bailados por el público asistente.

Luego en solitario Yandel invitó a Farruko, con quien interpretó un tema. Farruko, quien tiene voz de trovador, cantó también otro tema con Wisin.

Wisin y Yandel sedujeron de una vez al
público con su repertorio de éxitos.
El montaje estuvo apoyado en videos, grupo de baile y una banda que incluyó Dj. Si bien la mayoría de los temas fueron cantados por los dos, algunos se interpretaron en solitario por uno y otro. Mírala, Bailando la toqué, Rákata, Pegao, Follow the líder, Adrenalina (que Wisin grabó con Jennifer López y Ricky Martin), Mayor que yo, Noche de sexo, Sexy movimiento y Nuestro amor se acabó, casi en las postrimerías. Juntos, sentados en el borde del escenario, cantaron Estoy enamorado.

Modestamente, Wisin dijo: “Yo vine aquí a hacer historia. Me gusta hacer historia. Hagan una bullaaaaaa”. A esas alturas ya el público daba señales de que había que dar por terminado el show. Cerraron con Algo me gusta de ti. Después de tres años cada uno por su lado, ¿realmente habrán hecho historia?

Pasadas las 10:00 de la noche continuó Maná y dejó el escenario listo para Anthony Santos.

Antes, a las 6:30 de la tarde, improvisaciones de “Dos soneros”: Gilberto Santa Rosa y Víctor Manuelle, abrieron la última noche del Festival Presidente 2014. Cantaron en la fiesta en la que Gilberto ha sido el artista que más veces ha participado.

Dile a ella, arrancó el one-two el más joven. Gilberto ripostó con Déjala que siga. Luego dijeron lindezas de República Dominicana y la acogida que siempre se les ha propiciado.

Víctor Manuelle cantó Bésame, con el público cómplice. “Por esta canción fue que comencé a visitar República Dominicana”, reconoció Gilberto antes de cantar Conciencia. Luego su amigo hizo Pensamiento y palabra.

Perdóname, dijo Gilberto, muy ovacionado al final, después de una kilométrica improvisación. “Es que no puedo, no puedo”, manifestó en su lugar Víctor Manuelle.

Luego hicieron un homenaje a República Dominicana con un perico ripiao y “Vamo a hablar inglé”, con improvisaciones de ambos en tono de humor.

El segmento final comenzó con el Volverás de El Sonero de la Juventud. Siguió con el Vivir sin ella, de Santa Rosa; Tengo ganas de Víctor Manuelle; Conteo regresivo, de El Caballero de la Salsa; “Así es la mujer que amo” le corearon a Víctor, “que alguien me diga cómo se olvida”, le contestó su maestro.

Prince Royce
Mientras tanto, Víctor le hacía un video con el celular. La despedida fue a ritmo de La vida es un carnaval, que popularizara la inolvidable Celia Cruz. Salieron entonces diablos cojuelos de los carnavales dominicanos, como cierre perfecto de “Dos Soneros”.

El sábado

Si el viernes el público no llenó el Estadio Olímpico (hubiese convenido más poner ese día a Daddy Yankee), el sábado la convocatoria de Bruno Mars no solamente repletó el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte y sus alrededores, sino que se mantuvo hasta el final gozando la posibilidad de ver en el país a uno de los artistas más ranqueados actualmente en el mundo.

Vale decir que sus ganancias subieron después del Superbowl de 200 mil-400 mil (fuente Europafm.com) a 1,5-2 millones de dólares, según cifras de fuentes.

Tanto público previsto desafinó en exceso la seguridad, a tal punto que quien redacta que llegó a las 5 de la tarde al área, pudo parquear y acceder al evento a las 8 de la noche.

A esas alturas ya había pasado el segmento de los salseros dominicanos y estaban en sus temas finales El Torito y Miriam, quienes luego, en rueda de prensa, anunciaron que grabarán juntos un tema y coincidieron en afirmar que después de ver las reacciones del público ante los merengues, es mentira que el género esté en crisis.

Tras ellos, el bachatero de origen dominicano Prince Royce brindó casi dos horas de romanticismo y bachata pop con temas como Te robaré, Y te vas, Corazón sin cara, Solita, Soy el mismo, Nada y Me encanta, así como Darte un beso.

Su propuesta, en la que mantuvo el público en sus manos, fue coreada y aplaudida, y permitió ver a un Prince Royce cada vez más enriquecido musicalmente en el acompañamiento.

Luego fue el maravilloso espectáculo de fuegos artificiales y música, que dió paso a Daddy Yankee (en el décimo aniversario de su disco Barrio Fino) buen conocedor del público y el estadio, que mencionó en más de una ocasión a barrios populares de la capital. Tuvo de invitados a los reggaetoneros Mozart La Para, Secreto y otros.

También, con Prince Royce. Y como sabía quién venía atrás, en su show de dos horas nunca le quitó el puño al público.

Bruno Mars

Fue Bruno Mars sin embargo el rey de la noche del sábado con el mismo espectáculo de su gira mundial, donde interpretó Moonshine, Natalie, Treasure, el midley Money (That’s What I want) / Billionaire / I need a dollar, otro midley con Bam Bam / Show me / Our first time / Pony / Ignition, Marry you, If I knew / It will rain, Runaway Babe, The lazy song, Nothin on you, When I was your man, Grenade, Just the way you are, Locked out of heaven y Gorilla.

Algunos de ellos de su más reciente disco Unorthodox Jukebox, cuyas ventas disparó la presentación en el Superbowl, donde participó sin ganar un dólar.

Su propuesta fue la más depurada de las ofrecidas hasta ahora en el Festival, donde involucra a sus músicos en todas las coreografías, más allá de los guiños que le hace desde la eternidad Michael Jackson, tanto en pasos de baile como en inflexiones de la voz.

Por su performance andan también algunos tips de tiempos de Kool & The Gangs, James Brown, KC & The Sunshine Band, o The Temptations, sobre todo en la puesta en escena y en algunos giros melódicos y rítmicos.

La producción local entregó a su producción todos los puestos (“se trajo hasta 16 luminotécnicos y 16 técnicos de sonido mexicanos”, dijo una fuente de la producción). La calidad del espectáculo bien lo valió.

El Festival Presidente sigue siendo el más grande del Caribe.

Nota en deslucida

Una nota deslucida fue el hecho de que al menos los dos primeros días los artistas venidos de allende los mares le hicieron el fo’ a la prensa. A diferencia de otros años, solo fueron a ruedas de prensa los artistas criollos. Los organizadores deberían exigir por contrato, a cada artista, la presencia ante la prensa dominicana y extranjera que se acredita al festival.

La producción de Bruno Mars solo accedió a fotógrafos con cámaras, en la primera canción. Uno siempre tiene la impresión de que los productores de espectáculos criollos siempre van a las negociaciones con los artistas extranjeros (sea cual fuere) con un entreguismo que da vergüenza.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.