Renuncias en la Era de Trujillo

Por Naya Despradel y Freddy Acosta

Homero Hernández Almánzar

Se decía que a Trujillo no “le” renunciaba ningún funcionario de su gobierno, sin embargo, el 9 de julio de 1959 el embajador dominicano en Ecuador, Homero Hernández Almánzar, a quien vemos en foto sin fecha, renunció a su cargo y al gobierno, que en ese momento estaba encabezado por Héctor Trujillo. La renuncia se debió a la protesta del diplomático por la masacre ocurrida con los expedicionarios de Constanza, Maimón y Estero Hondo, quienes llegaron al país el 14 de junio de 1959 con el propósito de derrocar la dictadura. Esta renuncia provocó numerosas protestas, por supuesto, dirigidas por el régimen, contra el embajador a quien acusaron de haberse vendido a los gobiernos de Venezuela y Cuba por 20 mil dólares.

Héctor B. Trujillo Molina (Negro)

A raíz del atentado perpetrado por Trujillo el 24 de junio de 1960 en contra del presidente venezolano Rómulo Betancourt, el régimen, presidido en ese momento por Héctor Trujillo, se vio obligado a tomar medidas para acallar las fuertes críticas mundiales que se suscitaron. Una de las medidas fue la renuncia de Héctor Trujillo a la presidencia, el 3 de agosto de 1960, y la primera magistratura fue ocupada por Joaquín Balaguer, quien en ese momento era el vicepresidente del país. Esta foto del presidente saliente fue publicada en El Caribe el 4 de agosto de 1960, luego de su renuncia.

Alfredo Fernández Simó y Pablo Guidicelli Velásquez

En enero de 1960, la dictadura trujillista fue impactada por un grupo de oposicionistas, que se denominó 14 de Junio, que se reunieron para derrocar el gobierno imperante. Fueron descubiertos, asesinados, encarcelados y torturados, y se vivió un momento de gran tensión política. En pleno apogeo de este momento, el 4 de febrero, Alfredo Simó, encargado de negocios, y Pablo Guidicelli Velásquez, segundo secretario de la embajada dominicana en Costa Rica, cuyas fotos incluimos, presentaron sus renuncias, acusando a Johnny Abbes García, encargado del cuerpo represivo SIM, de haber dado orden a Guidicelli de asesinar a Simó porque éste se pasaría al “enemigo”. Los diplomáticos dimitieron de sus cargos y pidieron asilo al gobierno de Venezuela. Abbes García fue removido de su cargo de jefe del SIM y nombrado agregado militar en las embajadas dominicanas en México y América Central.

Rafael Leónidas Trujillo Molina

Como una forma de Trujillo intentar demostrar que había democracia en nuestro país, en diciembre de 1960 se convocaron elecciones municipales. Trujillo participó como candidato ganador a la gobernación de Santiago por el Partido Nacionalista. Trujillo tomó posesión del cargo el 1 de enero de 1961 y, sorpresivamente, renunció al cargo para aceptar la designación que le hizo el presidente Balaguer como Presidente de los Bancos del Estado. Con esta designación, Trujillo sería el encargado de negociar la política monetaria y bancaria del país y regular las actividades en general de los bancos. Asimismo, puso bajo su supervisión a la Comisión de Defensa del Azúcar y Fomento de la Caña, la Corporación Dominicana de Electricidad, los Servicios Tecnológicos de las Fuerzas Armadas, la Junta Coordinadora de Importaciones y Exportaciones y otras instituciones más. Es de suponerse que al momento de su ajusticiamiento, el 30 de mayo de 1961, Trujillo todavía desempeñaba todas estas funciones. En la foto sin fecha el presidente Balaguer conversa con el Jefe.


Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.