¿Qué hemos ganado con el desagravio de la OEA?

Durante la celebración de la 46ta Asamblea que se llevó a cabo en el centro de convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, se sometió una resolución para solicitarle a la OEA un desagravio al país por la invasión del 1965 por parte de ese organismo y los EEUU.

La resolución en cuestión fue aprobada a unanimidad por los representantes de los países que asistieron a dicha asamblea, lo que ha traído en muchos dominicanos una inmensa alegría, pero mayormente en el ministro de relaciones exteriores, señor Andrés Navarro.

Vi a este caballero muy eufórico y contento a tal grado de que no cabía en sus pantalones por la gran alegría que exhibía por el hecho de aprobarse una resolución, en la cual la OEA le pide perdón a la Republica Dominicana por haber dado el aval a EEUU para que sus tropas nos invadan.

Y uno se pregunta ¿Hasta donde es que va a llegar la genuflexión de algunos dominicanos frente a los EEUU? ¿Qué se gana con este desagravio? ¿Acaso nos devolverán los muertos en la revuelta del 1965? ¿Pagaran los daños que nos dejó esa perversa acción?

Uno de los puntos de esa resolución manifiesta una gran burla para todos los dominicanos, en especial para quienes perdieron a familiares que cayeron abatidos durante la revolución, el primer punto es el colmo de la hipocresía y del sarcasmo.

Miren bien lo que dice ese punto: “Lamenta la pérdida de vidas humanas y expresa las condolencias de la organización al pueblo dominicano” Ósea le dan a

los familiares de las victimas su mas sentido pésame después de 41 años de haber venido a interrumpir el desarrollo de un gobierno democrático.

Quienes metieron al presidente Danilo Medina en esto, quizás no se imaginan que los daños más grandes no fueron durante la revuelta del 1965, si no más bien después de esta con la llegada de los 12 años de gobiernos balaguerista.

Las secuelas que nos dejó la revolución de abril han sido grandiosas, en terminó de muertes humanas y con el freno que se le puso al desarrollo como país a esta nación por la interrupción del gobierno de Juan Bosch.

Lo que debió haber hecho el ministro de relaciones exteriores, Andrés Navarro, era someter una resolución de condena por la invasión de los EEUU,y una indemnización por los daños materiales y por el retroceso en el desarrollo del país, porque en verdad no hay dinero en el mundo que nos paguen todos los muertos caídos en la revolución y en los años posteriores a ella.

Al señor Navarro le dejo como manera reflexiva este proverbio chino que dice más o menos así: Las disculpas son como la salida del sol después del paso de un huracán que arrasó con todo.

Por Roberto Paulino
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.