Silencio de Pupo Román fue clave en tiranicidio

Por: Awilda Cuello

Santo Domingo.-Una de las figuras que ha sido juzgada injustamente con relación a los acontecimientos trascendentales del 30 de mayo de 1961 es el general José René Román Fernández (Pupo), a pesar de que su silencio fue fundamental para poner fin a la dictadura.

La consideración es de la escritora Sabrina Román, hija de Pupo, quien afirma que su progenitor ha sido víctima de todos aquellos que quisieron hacer una versión diferente de los hechos ocurridos en aquel entonces.

“Mi padre fue un hombre sin cuyo silencio el 30 de mayo habría llegado más terror. Sobre la figura de mi padre se han levantado muchas injusticias, pero los hechos están claros y la segunda fase que le correspondía ejecutar era la parte más difícil, por no decir imposible, el golpe de Estado”, sostuvo Sabrina Román.

Tras el ajusticiamiento del sátrapa Rafael Leonidas Trujillo, ‘Pupo’, quien en aquel entonces fungía como ministro de las Fuerzas Armadas, fue acusado de traicionar a los tiranicidas al obviar cualquier contacto con estos, después que ajusticiaron su tío político, el generalísimo Trujillo, debido a que su esposa Mireya García Trujillo era sobrina de “el Jefe”, hija de su hermana Marina Trujillo de García.

Cuando Sabrina Román habla del tema, aunque lo hace con cautela y prudencia, mantiene una postura indoblegable al defender la memoria de su progenitor y refutar a quienes le han comparado con un judas que traicionó al dictador, y lo han catalogado como un cobarde que no dio la cara en aquel momento crucial que culminó con el ajusticiamiento del tirano.

“No hay objetivo de hacer que Pupo Román se convierta en un héroe, era un hombre muy sencillo que renunció a todo por su silencio.

Las personas que le conocieron saben que lo de la cobardía fue una falacia que se inventó a partir de esa noche, pero un hombre cobarde no se queda esperando que lo agarren, y él se quedó ahí, asumió sus errores”, subrayó.

Sabrina narra que su padre ‘Pupo’ tuvo conocimiento del asesinato de Trujillo a través del general Arturo Espaillat, pues en ningún momento fue informado del plan para ajusticiar al tirano.

“Esa noche, quien toca la puerta de mi casa y despierta a mi padre, que estaba acostado, es Arturo Espaillat, porque mi padre no fue informado. Igual que en tres ocasiones más que quedaron de ejecutar el atentado contra Trujillo”. Señaló que ‘Pupo’ fue combatido por todos, ya que estaba en el medio, entre los trujillistas y los antitrujillistas.

“Él fue combatido por todos”. Román subrayó que todos los errores que cometieron los otros tiranicidas quedaron soterrados.

“Pero la nuestra no, porque somos de la familia Trujillo. Imagínesel rompecabezas terrible en el que nosotros quedamos, al punto en que tuvimos que salir del país”.

Lágrimas con sabor a mar

Sabrina Román pondrá a circular el libro “Nuestras lágrimas saben a mar. Memorias de una hija del general Pupo Román”, el miércoles 14 de septiembre a las 7:30 de la noche en la sala Salomé Ureña del auditorio del Banco Central.

Indicó que el libro fue escrito con admirable equilibrio emocional, sin ánimo de venganza, reconstruyendo los terribles y dolorosos acontecimientos padecidos por la familia Román García, “humillada y desterrada después del tiranicidio de mayo de 1961.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.