¿CUANTOS PADRES DE LA PATRIA SON?

Parece que Bosch, Balaguer y Peña lo son también...


Nadie puede esperar que el reconocimiento de ciertos sectores haitianos a la generosidad del gobierno dominicano llegue a extremos inconcebibles. Como honrar sus próceres.

Las élites haitianas saben quién es quién en la historia de este país y no es verdad que iban a permitir una especie de colonialismo intelectual.

Bosch tiene méritos aquí, no allá. La iniciativa de construir la universidad tampoco fue suya. Se pasó quien colocó su retrato y no quien lo quitó.

Además, se hizo allá lo que al parecer no se puede aquí: llevar la contraria a una corriente que ya se constituye en fenómeno. A cada nueva obra que se levanta o se le llama Juan Bosch, o Joaquín Balaguer o José Francisco Peña Gómez.

El tiempo que va de la muerte de estos insignes políticos no es suficiente para que se les consagre y otorgue gloria definitiva. La posteridad de los tres todavía no ha llegado, y se supone que es la posteridad que coloca a los prohombres en su justo lugar.

No bien reaccionaba el oficialismo por el agravio de un legislador haitiano, cuando en Cotuí, siguiendo la tendencia, se inauguraba una escuela con el nombre del Profesor.
Share on Google Plus

Editor Gazcue es Arte

Me considero joven, ya que la juventud es un estado del espiritu, bohemio como todo residente en Gazcue, academicamente soy Master en Educación Superior mención Docencia, Licenciado en Comunicación Social, Técnico Superior en Bibliotecología y Diplomado en Ciencias Políticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.