Soldados dominicanos que fueron a Irak no le han cumplido promesas

Afirman que para combatir en Irak les ofrecieron visa, dinero y viviendas 

MIOSOTIS DE LA ROSA

Entre los soldados que fueron a Irak está la idea de que hay
una deuda con ellos.

Aunque el exsecretario de las Fuerzas Armadas José Miguel Soto Jiménez lo niega, soldados que participaron en la guerra de Irak aseguran que hubo compromisos económicos y de otras índoles por parte del Gobierno dominicano.

El oficial retirado considera como “una mitología y una dominicanada” el reclamo que hacen algunos soldados, porque en su formación se les enseña que para acciones como la de Irak  no deben recibir más que el pago de  sus sueldos.

Asegura que no hubo ese tipo de compromiso ni de parte del Gobierno dominicano ni mucho menos de los Estados Unidos. Sin embargo, oficiales participantes en la guerra, que pidieron reserva de sus nombres, afirman que sí hubo compromisos, que se les prometió viáticos por misiones en el extranjero, que fueron aprobados por el entonces presidente Hipólito Mejía y del que tienen constancias.

Se hicieron todos los trámites normales, y cada institución debía ocuparse de sus miembros, pero algunas alegaron que no contaban con fondos para ello, excepto los que pertenecían a la Policía Nacional, quienes sí recibieron todo lo prometido, aseguró la fuente.

Testimonios

“Mucho tiempo después salió un viático para los  soldados de las tres instituciones de las  Fuerzas Armadas del primer grupo que se envió, pero no le salió viáticos a los del segundo grupo y como medida compensatoria, el viático que le salió al primer grupo se dividió a la mitad para los dos grupos, es decir que si yo debía recibir 300 mil pesos, había que darle 150 mil a otro, al final todos recibimos algo, pero no lo que uno se imaginaba”.

 Uno de los oficiales entrevistados  dice que los criterios utilizados para entregar los recursos están contemplados en el reglamento militar para ese tipo de casos y hay una escala que tiene que ver con el valor del dólar o el euro, pero que no se cumplió, quizás porque sería mucho dinero.

“No tenemos constancias de que él (Soto Jiménez) los recibió porque en el último escalón, cuando él tramitó a los jefes de cada institución para que cada una aplicara el pago correspondiente, las instituciones, en el caso de la que yo pertenezco no disponía de fondos suficientes en ese momento, inclusive, yo logré tener esa documentación. Él (Soto Jiménez) no estaba de acuerdo con que se nos diera ni un solo centavo”.

No solo hubo compromisos económicos de entregarles hasta 50 mil dólares a los soldados, relata otro oficial, sino que se les prometió reconocerle 20 años en la institución a la que pertenecen, visado norteamericano, un apartamento, alimentos permanentes para sus familiares y ascensos, pero no en todo se cumplió.

Todos fueron ascendidos, algunos lograron un apartamento; las familias recibieron alimentos durante varios meses. Soto Jiménez asegura  que en ninguna parte del mundo a los militares se les paga fuera de su sueldo por cumplir con una orden.

“La mitología de que hubo un dinero de las Fuerzas Armadas Norteamericanas... Nosotros le dimos todo el apoyo, cosas que no se saben por ejemplo: las armas y hasta las municiones que se utilizaron ahí las puso el Gobierno dominicano.

Cuando de forma oficiosa se le solicitó a Estados Unidos un apoyo adicional para manejo de los familiares, lo que se llama viáticos, entonces ellos comunicaron, yo creo que de muy buena forma, que los Estados Unidos no pueden pagar mercenarios. Es que a los soldados, eso hay que comprenderlo, se les forma, se les paga toda una vida para que hagan eso, aquí o donde quiera”.

Sin embargo, afirma que cuando visitó los soldados en Irak, en el 2003, el presidente les mandó un regalito. “Ahora bien, en mi viaje a Irak, el presidente le envió una ayuda a cada soldado que se le dio, irrisoria verdad, en dólares, con un gran esfuerzo que hizo el Gobierno se le llevó comida, no más allá”. Uno de los soldados que la recibió informa que fueron entre 200 y 300 dólares a los subalternos y un monto mayor a los superiores.

Sugiere investigar caso en las Fuerzas Armadas

Reporteros de elCaribe buscaron la versión de las autoridades estadounidenses y la Oficina de Prensa de la Embajada respondió que: “los expedientes públicos del Gobierno de los Estados Unidos relacionados con la participación de militares de un país extranjero en el Operativo Libertad Iraquí no llegan hasta el 2003.

Recomendamos indagar con el Ministerio de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana o con la Embajada Dominicana en Washington, D.C. para más información”.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.