Como y por que se produce el síndrome "biberón de leche"

La caries de biberón. Ocurre cuando a los niños se les deja dormir con el tetero 

 Escrito por: MERCEDES PÉREZ REYES

Aconseja limpiar con una gasa pequeña o
un pañito limpio la boca después de
alimentarlos (aún cuando no tengan
dientes). 

Son muchas las personas que cuidan sus dientes como lo hacen con su cabello, su cuerpo y su salud en general, pues entienden que el daño ocasionado por el descuido en esa parte puede ser  irreversible.

 Lo ideal es crear un hábito de higiene oral desde pequeño, enseñándoles a los niños a cuidar sus dientes, porque estos son parte de su presentación personal.

Contrario a lo que muchos creen, hay que cuidar las piezas  dentales de los chiquitos  desde que empiezan a salir ya que  los  dientes de leche también pueden desarrollar caries, como la denominada “caries de biberón”, también llamada “síndrome de biberón de leche”, es la que se produce en la dentición primaria de los niños, explicó Arlyn Cross,  Mendoza, odontóloga de Oral Dent.

Esta se caracteriza por la destrucción acelerada de las estructuras dentarias y es tan agresiva que muchas veces cuando los padres se dan cuenta es demasiado tarde para poder restaurar dichos dientes. “En la mayoría de los casos ésta se presenta en los dientes anteriores tanto superior como inferior, aunque también en los molares”.

Causa.  Cross señala que este tipo de caries ocurre cuando a los niños les dan líquidos azucarados en su biberón, (leche, fórmula, jugos) y se lo dejan por un período prologando en la cavidad bucal o se le suministra con mucha frecuencia en el día.

“Los azúcares y los microorganismos que están presentes en la boca forman ácidos que atacan los dientes produciendo la caries dental”, indica.

En casos muy graves, “cuando la caries es muy grande y no es tratada a tiempo se muere el paquete nervioso de esa pieza (muerte del nervio) provocando abscesos y hasta fístula con supuración lo que causaría daños en los dientes permanentes pudiendo llegar al hueso maxilar”.

Es cuestión de tener conciencia.  La especialista dice que hay que concienciar a los padres porque normalmente  no se le da la debida importancia a los dientes primarios, a tal punto que muchos dicen con frecuencia: “de todas formas lo van a mudar”.

“Pero la pérdida a destiempo ocasiona graves trastornos en la oclusión de los dientes permanentes, dificultad de masticar en el niño y hasta retraso en el habla, ya que los dientes no solo son para su alimentación sino también ayudan a la pronunciación correcta cuando empiezan a hablar”, advirtió.

La prevención,  lo primero.  Para prevenir que esto suceda, la profesional señala que debe hablárseles a   los padres sobre la importancia de la dentición primaria y explicarles   qué es la caries de biberón y los trastornos que pueden ocurrirles a sus hijos si llegasen a perder los dientes por esta causa.

Además, no dejar que  los niños duerman con el biberón en la boca; cepillarlos desde que aparezca el primer diente, con una pasta que el niño pueda tragar; usar el hilo dental cuando estén todos los dientes de leche presente y suministrarle agua con fluoruro.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.