Por que somos infieles?

Por cultura, genética o presión social. Descubre cuál es la posible causa 

HELEN JÁQUEZ


Tener una pareja estable, con quien compartir en las buenas y en las malas, que sirva de apoyo e impulso para seguir adelante y que se demuestren entrega total uno al otro es posiblemente el “ideal” de una relación en pareja de la gran mayoría de las personas; al igual que se espera tener comprensión, respeto, comunicación y por último, pero no menos importante, fidelidad.

Todas estas condiciones deben darse en la relación por el amor que nos une con ese ser especial.

Pero así como se desea tener una relación de “cuento de hadas”, muy en el fondo estamos conscientes de que esto es casi improbable.

Muchos estudios han demostrado que es posible que un hombre y una mujer puedan llegar a tener una relación con muchas cualidades que los haga sentirse felices y plenos, pero… (siempre existe un “pero”) toda relación tiene sus altas y sus bajas, y casi siempre cuando se habla de bajas nos referimos a la infidelidad.

Según un estudio realizado por la Facultad de Psicología y el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM), la razón por lo que tanto hombres como mujeres son infieles, se debe a factores genéticos, biológicos, químicos, psicológicos, ambientales, sociales y culturales.

Lo que nos hace pensar que antes de juzgar, mandar a “freír espárragos” a quien nos traicionó, o tomar una medida drástica luego de descubrir que nos ha sido infiel debemos detenernos a reflexionar sobre las posibles causas que llevaron a la “media naranja” (o sea, a la pareja) a que nos canten “el venao”.

Las posibles causas

La opinión de Virginia Pérez Ruiz, psicóloga clínica y terapeuta de pareja, sobre las posibles causas del adulterio, coinciden con este estudio, ésta indica que, “se es infiel por diferente factores, ya sea ambiental, cultural o por una conducta aprendida de nuestra familia de origen”.

Agrega que, “si esto no es frenado a tiempo se convierte en una patología que el mismo infiel no sabe que está enlazado a deseos inconscientes que dominan sus afectos, llevándolo a mantener lazos con terceros como una necesidad y una aprobación para sentirse satisfecho con las primeras personas que le brinden un poco de amor o de atención”.

Ya tenemos claro que existen múltiples factores por lo que puede presentarse una infidelidad, pero… ¿se tiene claro qué es fidelidad? Según la Real Academia Española, “fidelidad” es sinónimo de lealtad, es la observancia de la fe que alguien debe a otra persona. ¿Es posible llevar esto a cabo “al pie de la letra”? Según los números, no siempre.

Según estadísticas de múltiples estudios, alrededor del 60% de los hombres engañan a sus parejas, mientras que el 40% de las mujeres suelen ser infieles a sus compañeros sentimentales.

¿Es justificable esto? Y para aquellas personas que les atormentan estas cifras o que aún no les convencen los resultados del estudio preguntándose en sus adentros ¿Por qué se es infiel? Pérez Ruiz, quien también es terapeuta sexual, explica que “otra de las causas es que se puede presentar el adulterio por los vacíos existenciales en nuestro interior, ya sea por falta de afecto o de comprensión de nuestros padres.

Mientras que hay otras personas que disfrutan con la tensión emocional que causa ser infiel, que les produce cierta adrenalina hacia lo prohibido. La fidelidad-infidelidad depende significativamente del equilibrio de bienestar emocional que hayamos vivido. Quedando bien claro que la infidelidad es una decisión”.

¿Quién es más traicionero?

Según los datos antes mencionados, los caballeros suelen ser los más “populares” en este reglón, aunque las mujeres no se quedan muy atrás.

Pérez Ruiz comenta que, “es cierto que el hombre en la mayoría de los casos es más infiel que la mujer, porque culturalmente la sociedad se lo ha permitido. Además, es más aceptado, aunque hoy día la mujer está muy cerca de las estadísticas… van casi a un mismo nivel”.

Pero no creas que la razón por la que exista más infidelidad por parte de la mujer se deba a la llamada “liberación femenina”, no.

La experta explica que cuando una mujer es infiel, por lo regular se debe a un desquite del maltrato que ha visto de sus procedencias (madre, tías o abuela) y vienen presentando una lucha de poder.

Mientras que otras son infieles porque no se sienten comprendidas por sus compañeros, no existe una buena comunicación entre ellos, insatisfacción sexual, falta de amor, porque les atrae alguien más o por dinero.

“En ocasiones, la mujer es adúltera cuando no se siente querida ni respetadas por su amado y busca la aprobación de otro hombre que le diga y le haga todo aquello que le hace falta para sentirse valorada”, agrega.

Por otra parte, según datos del Instituto de Investigación Psicológica, Clínica y Social de México, una de cada diez mujeres y dos de cada diez hombres tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio; pero tres de cada diez mujeres y cuatro de cada diez hombres tienen “aventuras emocionales”, es decir, una relación que no necesariamente implica tener sexo, pero sí cierta debilidad y sentimientos hacia un tercero que no es su pareja formal.

Información que complica el cuadro. ¿Cómo se puede perdonar esto? ¿Es posible olvidarlo? Para Pérez Ruiz sí es posible perdonar la infidelidad. Pero… ¡ojo! Esto lleva tiempo.

“Para perdonar una falta de este tipo, el afectado debe hacer un esfuerzo para superar esto, pero no se da de la noche a la mañana, ya que pierde la confianza en el otro y se lleva largo proceso resarcir el error.

Todo va a depender del grado de arrepentimiento que tenga el que fue infiel y la capacidad de perdón que tenga la persona afectada. Es importante recordar que perdonar no es olvidar, sino recordar sin dolor”, explica.

El proceso de perdón es largo porque a la persona engañada la envuelven sentimientos de decepción, tristeza, rabia, ira, inseguridad, sentimiento de venganza y desánimo, por esta razón es importante buscar ayuda profesional.


¿Qué hacer para superar un engaño?

Según la experta, si la persona que fue infiel no hace conciencia del daño que hizo, ni se siente arrepentido, no hay posibilidad de solución. Por el contrario, cuando hay amor sincero y deseos de recuperarlo todo es posible, para recuperar una relación que se piensa está perdida.

Solo es asunto de perdonar y darse la oportunidad de ser feliz y darle tiempo al infiel de enmendar su error. “Si tu pareja te fue infiel, y no busca la forma de rectificar, tómate un tiempo para recuperarte y disfrutar contigo mismo, para luego dar paso a un nuevo amor. Y como cada caso es individual lo mejor es buscar ayuda profesional”, concluye Pérez Ruiz.


Virginia Pérez Ruiz, Psicóloga

“Si te fueron infiel una vez no pienses que tu próxima pareja será igual. No te vuelvas paranoico pensando que todos los que están o estarán son iguales. Para que no queden secuelas de inseguridad debemos trabajar nuestras heridas emocionales, y de no poder hacerlo por nuestra cuenta buscar ayuda”.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

  1. Con un divorcio de muchos años donde a pesar de los problemas no hubo infidelidad de mi parte, y una segunda relación en la que yo aposté más que mi pellejo y todo lo emocional, físico y material que pude dar, lo hice sin dudarlo, pero con el tiempo se perdió la consideración y el respeto (esto lo digo para no entrar en detalles de situaciones muy desagradables)y me negué a pensar que una vez más había fallado, no quise salir del lo que llamamos “área de confort” y me hice la ciega ante muchas cosas que jamás volverían hacer igual, de hecho muy pocas cosas me importaban. Hasta que conocí a alguien que cambió mi forma de sentir y pensar y ese sentimiento provocó una crisis en mí, no quiera reconocer que era capaz de sentir y fijarme en otro persona que no fuera mi pareja,(en este sentido no creo que los hombres tengan remordimientos cuando son infieles) me sentí miserable y el remordimiento me comía por dentro, no pude acercarme más a él, después de muchas lagrimas realice que soy un ser humano, que no soy perfecta y a la primera persona a la que le debo fidelidad es a mí misma a mis sentimientos, y que por convencionalismos no es posible continuar mintiéndote a ti misma cuando ya una relación no funciona. (me queda la satisfacción de haber luchado hasta el final, haber actuado con nobleza, hacer cosas inimaginables por esa relación)
    No concibo estar con dos personas a un mismo tiempo, respeto el que tenga la capacidad para hacerlo. Por otro lado muchas parejas viven una mentira haciendo creer a los demás que todo está bien, cuando ya nada funciona…..

    ResponderEliminar

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.