Beneficios del consumo de leche durante el embarazo

Con el consumo de leche, aseguran los especialistas, se
reduce hasta un 40% las posibilidades de sufrir de
hipertensión.

Estudios recientes concluyen que el consumo de leche durante el embarazo podría reducir las probabilidades de que el bebé desarrolle esclerosis múltiple en el futuro y otras enfermedades.

La leche es un alimento muy completo ya que es fuente de calcio, fósforo, magnesio y proteína, los cuales son esenciales para el desarrollo y crecimiento. Un adecuado consumo de  leche durante la infancia y a lo largo de la vida ayudará a mantener huesos fuertes y prevenir la osteoporosis en la edad adulta.

Cantidades relativamente pequeñas de leche pueden cubrir una parte importante de las necesidades diarias de nutrientes para todas las edades, ya que es un alimento rico en nutrientes en relación a su contenido energético.

Además de su contribución de nutrientes, el aumento del consumo de leche también se ha vinculado a la reducción del riesgo de numerosos problemas de salud tales como osteoporosis, cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y obesidad.

La leche descremada o 0% grasa, 2% de grasa y leche entera, todas tienen los mismos nutrientes, lo que cambia es el contenido de grasa y por ende de calorías.

El consumo de lácteos es muy importante durante el embarazo y la lactancia. Muchos de los nutrientes de la leche se requieren durante esta etapa como por ejemplo: proteína, fósforo, magnesio, hierro, vitamina B12, riboflavina y calcio. El consumo de hasta tres porciones  durante el día de productos lácteos durante el embarazo, y hasta cinco  porciones durante la lactancia,  pueden llegar a cumplir con estos requisitos. El calcio es un nutriente muy importante ya que éste se fija en los huesos del bebé en desarrollo.

De acuerdo con el nutricionista Rafael Cornes, coordinador del  programa “Más Leche=Más Salud” y de la campaña “Sí a la Leche!”, que desarrolla la Federación Panamericana de Lechería (Fepale),  el consumo de leche durante el embarazo influye en la reducción del riesgo de complicaciones en esta etapa, como hipertensión y pre-eclampsia. Dice que estos beneficios son principalmente importantes en madres adolescentes y en condiciones alimentarias o ambientales desfavorables, como en  situaciones  de bajo consumo de otros alimentos proteicos de origen animal y contaminación por metales pesados.  El hierro es importante para el crecimiento del bebé y el desarrollo, y para la producción de glóbulos rojos. La leche es fuente de ácido fólico por lo que ayuda a prevenir el riesgo de tener un bebé con defectos del tubo neural, como espina bífida.

El calcio es importante en esta etapa

La leche es uno de los productos más ricos en calcio. Y está comprobado que esta sustancia es utilizada por todas las células del cuerpo ayudando a mantener huesos y dientes tan sanos como fuertes. Durante el embarazo el bebé necesita mucho calcio para la constitución sana, por ende está recomendado aumentar las dosis que se consumen de leche, de esta manera el bebé crecerá fuerte y la madre también se mantendrá vigorosa.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.