Los “interactivos” y la cultura política dominicana

Por Andiel Galván

En República Dominicana, parece que todo se vale para ganar elecciones. De la compleja división del trabajo político hasta surge el oficio de “comunicador interactivo”: hombres y mujeres, con o sin militancia partidaria, que llaman a diario a programas de radio en defensa de un candidato. Ayudan a posicionar mensajes en la opinión pública. Y aunque la percepción no lo es todo en política, el que la menosprecia va en desventaja. Pero no se trata de percepción. El problema es que un grupo de interactivos que trabajaron en la campaña por el partido de gobierno, hoy exigen a la Administración Pública que los recompense con puestos en el Estado. En un matutino radial, una de las demandantes confesó sentirse como el molino: “porque de nada sirve, moler con tanto afán, si unos amasan la masa y otros se comen el pan”.

La intención no es condenar a estos activistas. El castigo debe ser para quienes los contratan. El caso evidencia uno de los tantos compromisos que se hacen para llegar al poder en el país. Al menos estas personas tienen el valor de reclamar en público. Pero, ¡ay de los que no necesitan ir a los medios para pasar factura!

Los jefes de los interactivos hacen recordar al dentista del cuento “Un día de estos”, de García Márquez, que luego de sacarle una muela al alcalde le pregunta si le envía la cuenta al ayuntamiento o a su casa. “El alcalde no lo miró. Cerró la puerta, y dijo, a través de la red metálica: -Es la misma vaina”. A qué costo para la institucionalidad estatal hay que honrar promesas de campaña para beneficiar a un sector político. Dónde buscar las causas de la confusión Estado-Partido de algunos, y que también padecen otras organizaciones que han gobernando el país. ¿En la pobreza, en la falta de conciencia ciudadana, en la falta de estadistas en los partidos?

Es la cultura política que hay que examinar. Superar las lacras del clientelismo y del patrimonialismo que afectan la democracia, pero que están enraizadas en las prácticas políticas dominicanas. Los acuerdos son para cumplirlos, pero no a expensas de las y los contribuyentes.

El autor estudió Comunicación Social y Ciencias Políticas. Se especializa en Asuntos Públicos en París, Francia.
Share on Google Plus

Editor Gazcue es Arte

Me considero joven, ya que la juventud es un estado del espiritu, bohemio como todo residente en Gazcue, academicamente soy Master en Educación Superior mención Docencia, Licenciado en Comunicación Social, Técnico Superior en Bibliotecología y Diplomado en Ciencias Políticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.