El proceso de Karl Towns para jugar por la República Dominicana

SANTO DOMINGO. Corría la primavera de 2011. Un chico de 6’ 9” fue llevado a un campamento de baloncesto. Y a partir de ahí se produce el primer enlace que permite ver a Karl-Anthony Towns Cruz como miembro de la selección nacional dominicana. Ojo, también el proyectado pick más alto de origen quisqueyano en el futuro draft de la NBA.

El punto de encuentro del campamento fue la escuela secundaria Gregorio Luperón, en Manhattan (NY). Ese chico tenía 15 años y ya calzaba entre 19 y 20. Hoy, a sus 19, tiene 6-11. “Hicimos un campamento en Nueva York y un coach amigo me lo trajo”, dijo Pedro Pablo Pérez, refiriéndose a Ralph Salazar, quien a su vez jugó baloncesto superior distrital aquí con el club San Lázaro.

Pérez se encargó de mover las piezas para que Towns Cruz participe con la selección en el CentroBasket sub-17, en Puerto Rico. Dos meses después de ese torneo, recibe una invitación de USA-Basketball, “pero ya jugaba por Dominicana”, dice Pérez. Sin quizá afirma que “de seguro lo hubiésemos perdido”.

La dominicanidad le llega a Towns gracias a su madre Jackeline Cruz, una dama de Santiago de los Caballeros. El baloncesto, de su padre, un estadounidense, Karl-Anthony Towns, Sr., un exjugador y ahora dirigente de categorías menores.

Towns Cruz, hoy una estrella con la Universidad de Kentucky, jugará el sábado contra Wisconsin a las 8:49 p.m. en el Final Four, del baloncesto de la NCAA.

El papeleo

Para que Towns jugara del país fue todo un proceso, en el que intervinieron varias manos e instituciones.

Salazar, Pérez, Southgate, en las personas de Eduardo Najri y Leo López. Najri, recuerda Pérez, invitó al país “tres veces” a la madre de Towns al país para la documentación requerida en 2011 en busca del pasaporte. López, resalta, que “los recursos” de todo ese proceso fueron de Najri y que el entonces ministro de Deportes, Felipe Payano, habló con el viceministro Guillermo Ottenwalder, en Santiago, para que ayudara con el acta de nacimiento de Cruz. Una vez conseguida, Julio Soto, un chofer de los Leones del Escogido, equipo al que está ligado Najri, trae el certificado y se declara a Towns ese mismo día en la Primera Circunscripción de esta capital (calle Danae esq. Santiago, Gascue) y ahí se procede a la Dirección de Pasaportes, que estuvieron prestos a ir incluso fuera de su horario, señala López, para emitir ese documento.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.