El pájaro Bobo, ave endémica de la isla

Existe la creencia popular de que su carne sirve para la anemia, especialmente en niños con poco apetito 

Por YANET FÉLIZ

Santo Domingo.-Por su comportamiento pasivo y corto vuelo se ha ganado quizás el mote con que se conoce de pájaro Bobo (Coccyzus longirostris), ave que pese a ser endémica de la isla La Española no está amenazada o en peligro de extinción, como muchas otras.

En tiempo atrás gozaba de fama a nivel pueblerino por el mito o creencia de ser utilizado para combatir la anemia, especialmente en niños con poco apetito, ya que las madres en vez de llevarlos al médico para que les indicaran un estimulante o proporcionarles un vermífugo o purgante les daban de comer la carne de la especie por ser bien nutritiva.

Similar a la Cúa

De acuerdo con Domingo Sirí Núñez, biólogo y técnico especializado en el área de ornitología (que estudia las aves), del Viceministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad, el pájaro Bobo pertenece a la familia de los cuculidaes o cuculiformes, compuesta por cinco tipos de aves, una de estas la Cúa, con la que guarda mucha similitud en cuanto a su apariencia.

El pájaro Bobo prefiere y habita en bosques densos o bien arborizados, aunque por su amplia distribución puede aparecer en muchas áreas verdes del país.

En el Gran Santo Domingo se puede observar con facilidad en los Parques Nacionales Jardín Botánico, Mirador Norte y el Zoológico.

“Hasta ahora es una especie común que juega un importante papel en el ecosistema, porque se alimenta de larvas de insectos que producen daños a la agricultura y sirven de control biológico.

Es muy parecido a la Cúa, la cual está en peligro crítico de extinción”, detalló el experto.

Diferencias

Ambos se distinguen porque el pájaro Bobo tiene un pico largo y recto, pecho grisáceo y el iris del ojo es anaranjado.

La Cúa, en cambio, tiene pecho color ladrillo intenso, ojos y pico negros, aunque este último es un poco curvo.

“En esa familia tenemos la Cúa y el pájaro Bobo del cual hablamos, así como el Coccyzus Eritropalma, que es migratorio y muy casual, al americano, migratorio también, y el Minus, que es nativo, o sea que anida aquí y en otras ciudades de la región”, dijo Sirí Núñez.

Mide entre 41 y 46 centímetros de longitud y pesa en promedio 110 gramos. Su plumaje de la parte superior es gris; la garganta es blancuzca con el mentón anaranjado. El pecho es gris claro y el vientre anaranjado. Presenta un parche rojizo rufo sobre cada una de las alas. Su cola es larga, gris pizarra con puntas blancas.
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.