¿Quiénes eran los 12 apóstoles que siguieron a Jesús?

Por Rafael Alonso Rijo

Pedro murió crucificado boca abajo, lo que para la época del
imperio Romano era uno de los peores escarnios. 
Mientras Jesús anduvo por esta tierra se hizo acompañar de unos hombres que apoyaron su misión y realizaron un intenso y largo recorrido junto a él luego de iniciar su vida pública a los 33 años. El hecho de que los apóstoles fueran doce tiene un significado bíblico basado en las Doce Tribus de Israel.

Los apóstoles compartieron muchas cosas con Jesús y uno de los aspectos afines fue la forma de morir, todos, a excepción de Juan, murieron martirizados.
Estos discípulos de Jesús eran hombres comunes y corrientes, pero habían recibido un llamado especial, razón por la que tuvieron que enfrentar ciertas vicisitudes, y en ocasiones hacer morir a su “yo” para que se cumpliera la voluntad del padre.

Mientras acompañaban a Jesús, en muchas ocasiones sintieron miedo; de hecho, la plenitud de su ministerio se concretó después de la resurrección de Cristo y su ascensión a los cielos, al recibir el Espíritu Santo el día de Pentecostés. Fue a partir de ese momento que empezaron a misionar con más vehemencia, aunque Jesús ya no les acompañaba físicamente.

Cada uno fue escogido para una misión, hasta el famoso Judas Iscariote, que traicionó a Jesús, jugó un papel fundamental

Pero, ¿quiénes eran los 12 apóstoles?

Pedro

Originalmente era Shimón bar Ioná (Simón), pero Jesús le cambió el nombre por Cefas, que llevado al latín es Petrus y significa “Piedra”. Nació en Betsaida a finales del siglo I antes de Cristo y aunque no se tiene mucha referencia de su estado civil se cree que tuvo mujer, partiendo del texto del evangelio que menciona la curación de su suegra.

El apóstol Pedro era hijo de Jonás y hermano de Andrés. Pedro es considerado el príncipe de los Apóstoles y primer papa de la iglesia Católica. Era pescador, sus días estaban dedicados al trabajo de la pesca en el mar de Galilea junto a su padre y a su hermano Andrés, hasta que Jesús lo llamó a ser pescador de hombres, éste lo dejó todo y se adhirió al Gran Maestro. Fuerte, impulsivo, arriesgado. En ocasiones temeroso. Fue crucificado con la cabeza hacia abajo, porque no se consideraba digno de morir igual que Cristo.

Andrés

Nació en Betsaida. Fue hijo de Jonás y hermano de Pedro, fue el primer apóstol de Jesús; recibió la invitación para ser apóstol de Cristo luego de ser bautizado por Juan el Bautista. Andrés fundó muchas iglesias en Acaya, logrando que muchas personas conocieran a Dios y se convirtieran.

Era pescador. Andrés murió en Acaya, Grecia,el 30 de noviembre del año 60 después de Cristo, atado a un madero en forma de cruz tras ser acusado de predicar el evangelio y negarse a adorar ídolos paganos. Para hacerlo sufrir más, antes de matarlo lo azotaron unos 21 hombres y luego le ataron las manos y los pies; Andrés tardó dos días en morir y desde el madero se la pasó predicando a todos los que acudían a verle, en ningún momento se quejó, más bien elevó una oración a su padre celestial en la que expresaba que ya era hora de que su cuerpo fuera entregado a la tierra.

Santiago El Mayor

Hombre valiente que hasta su último aliento se dejó utilizar como un instrumento del Señor. Nació en el siglo V antes de Cristo en Betsaida. Era hijo de Zebedeo y Salomé, y hermano del apóstol Juan. Se dice que pertenecía a una familia adinerada. Su padre pescaba en el Mar de Tiberíades y su madre fue una de las mujeres piadosas que servían al ministerio del Señor con el ofrecimiento de sus bienes. Santiago el Mayor tenía un carácter efusivo e impetuoso, dinámico y decidido.

Fue un líder destacado de las comunidades judeo cristianas. Santiago recibió una penosa muerte al ser decapitado por orden del rey de Judea, Herodes Agripa, I. 44 después de Cristo. Antes de morir oró por un paralítico y al llegar al lugar donde sería degollado pidió un recipiente con agua para bautizar a Josías, quien también fue decapitado.

Juan

El conocido “discípulo amado” nació en Betsaida hacia el año 6 d.C. Fue hijo de Zebedeo y Salomé, y hermano del apóstol Santiago. El dilecto apóstol de Jesús era el más joven y fue el último en morir. Tuvo la oportunidad, junto a Pedro y a Santiago, de presenciar la transfiguración de Jesús en el monte Tabor, en la Baja Galilea. Se cree que Juan fue un hombre acomodado que se hizo cargo de la virgen María luego de la muerte de Jesús. Antes de ser llamado por Jesús se dedicaba a la pesca junto a su hermano y su padre.

Se estima que falleció tranquilamente a los 98 años, en Éfeso, hacia el tercer año del reinado de Trajano, 100 después de Cristo. Aunque la muerte de Juan no fue de forma violenta como ocurrió con los demás Apóstoles, éste padeció bastante por la causa de Cristo, relatan que en una ocasión mientras se encontraba de misión en Roma lo entraron en un caldero con aceite hirviendo, pero sobrevivió.

Felipe

Procedente de Betsaida, no fue la excepción y al igual que sus compañeros apóstoles sufrió constantemente de persecución por mostrar su fe. Se dice que tuvo dos hijas y se consideraba un hombre íntegro que dio su vida por la predicación del evangelio. Felipe es quien le anuncia a Natanael que habían encontrado al Mesías.

Permaneció en la región de Escytia por 20 años, llevando el mensaje y siendo testigo de las maravillas de Dios con su pueblo. Se cree que Felipe fue apedreado por su fe en Hierápolis, ciudad de la provincia de Frigia, donde posteriormente falleció crucificado a los 87 años, y que sus restos fueron trasladados a Constantinopla.

Bartolomé

Conocido también como Natanael, nació en Caná de Galilea y se hizo apóstol de Jesús gracias a la intervención de su amigo Felipe, quien le presentó al Mesías. Se distinguió por su desapego a las cosas térreas y su amor por lo celestial. Hay datos que ratifican que el Apóstol Bartolomé estuvo de misión en Asia y fue un hombre honrado que se entregó en cuerpo y alma a la misión que le fue encomendada.

En la india él solía expulsar demonios; cuentan que por su predicación los miembros de muchas familias llegaron a convertirse. Hay varias versiones sobre su muerte, unos dicen que fue crucificado con la cabeza hacia abajo, otros sostienen que fue decapitado y torturado por causa de su predicación en Armenia.

Tomás

Judas Tomás Dídimo, apodado el Mellizo, se presume que era judío y nació en Galilea. Suele ser recordado por su incredulidad (Juan 20,24). Éste afirmó que no creería en la resurrección de Jesús hasta que pudiera ver la señal de los clavos en sus manos e introdujera su mano en el costado de Cristo, esta forma de actuar nos puede llevar a pensar que era un rebelde, pero no, luego que Jesús se le manifestara en persona asumió su misión con más vigor que antes.

Se presume que el último período de su vida lo pasó predicando en la India, donde fue martirizado. Le atravesaron el corazón con una espada en la India. Se encontraba misionando en esas tierras y el rey se opuso a que Tomás siguiera hablando de su Dios, pero él no lo hizo, por el contrario, llamó al rey idólatra y éste enfurecido le quitó la vida.

Mateo

El nombre Mateo proviene del griego “mathhaios” que significa “regalo de Yahvé”, éste también era conocido como Leví y se cree que nació en Cafarnaúm. Al momento de su llamado era publicano y trabajaba como recaudador de impuestos para los romanos, pero ante la invitación de Jesús no pudo resistirse, renunció a su labor y decidió seguir los pasos del Salvador.

Mateo era un hombre adinerado, vivía cómodamente, y era conocido como un hombre listo, de sobrados conocimientos, sabio y juicioso. El apóstol Mateo recorrió el Oriente llevando la palabra. Mateo evangelizó a los judíos durante 15 años, incluyendo posiblemente a los judíos de Etiopía. Se dice murió en Etiopía luego que le propinaran una herida de espada.

Santiago El Menor

Le solían decir Santiago, hijo de Alfeo, y Jacobo El menor. No se tienen datos precisos de la fecha de su nacimiento. Es conocido por desempeñar una ardua labor evangelizadora, un hombre que estuvo listo a tiempo para la batalla de la fe y la expansión del mensaje de Cristo. Santiago El Menor fue reconocido como el primer obispo de Jerusalén. Escribió las epístolas que llevan su nombre y aparecen en el nuevo Testamento. Se ha comentado que Santiago El Menor y Judas Tadeo eran hermanos.

Se cree que perdió la vida en el año 62 después de Cristo, luego de ser arrojado desde lo alto de un templo por compartir con los hombres del pueblo en que vivía lo que pensaba del hijo de Dios; al caer al suelo no se lesionó, pero luego le propinaron varias pedradas y, por último, un golpe le destruyó el cráneo. Santiago El Menor fue enterrado en el mismo lugar que falleció.

Judas Tadeo

Se dice que fue hermano de Santiago El Menor. Aparece tildado con el nombre de “Lebbaeus” en Mateo. El nombre “Judas” es de origen hebreo y significa: “alabanzas sean dadas a Dios”, mientras que Tadeo quiere decir: “valiente para proclamar su fe”.

Los apóstoles Simón y Judas misionaron juntos en Babilonia, convirtieron a gran cantidad de gente, incluyendo el rey y personas adineradas. Cuentan que Simón y Judas fueron martirizados y cuando un rey tuvo noticia del hecho recogió sus cadáveres, los trasladó a la capital del reino y les dio sepultura en una magnífica y suntuosa iglesia que mandó a construir en su honor.

Judas Iscariote

Conocido como el traidor. Iscariote se traduce del idioma hebreo y significa: “el hombre de Queriyyot o Keriot”, una ciudad de Judá. Judas manejaba las finanzas del grupo y utilizaba el dinero reservado para los pobres para otros fines.

Los evangelios narran cómo Judas guió a los guardias hasta el lugar donde estaba Jesús, Judas le dio un beso en la mejilla para que los miembros del sanedrín lo identificaran y luego lo pudieran atrapar; traicionó a su maestro por 30 monedas de plata. Judas representa la traición, la avaricia, la envidia y la maldad que hay en el mundo, pero que al final será vencida. Se plantean diversas versiones en torno a su muerte; unos dicen que compró un campo con el dinero que le habían pagado por la traición de Jesús y que allí cayó de cabeza y todo su cuerpo reventó, por lo que el lugar se dio a conocer como “aceldama” que quiere decir campo de sangre.

Matías, el apóstol 13

Fue escogido como apóstol luego que Judas Iscariote vendiera a Jesús por 30 monedas de plata y posteriormente a su traición se ahorcara. Matías fue elegido después de la muerte de Cristo y predicó en Judea.

Era un hombre serio, prudente, con mucho cocimiento de la ley, dotado del don de la palabra. Producto de su testimonio de vida, predicación de la palabra y realización milagros, una gran cantidad de personas conoció al Señor, pero así como despertó la fe de muchos en Judea, por la misma causa otros que no compartían sus creencias buscaron la forma de acabar con su vida terrenal.

Los judíos le dieron muerte de una forma brutal, primero le lanzaron piedras y después le cortaron la cabeza, su cadáver fue trasladado a Roma y posteriormente a Tréveris.

Cabe destacar que en el momento de su agonía no renegó, abrió sus brazos y encomendó su espíritu al Señor.

Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.