Florial y dilema para entrar a draft Lidom como haitiano

Estevan Florial jugó solo una temporada en la
Liga de Verano Dominicana.
SANTO DOMINGO. Nunca un pelotero nacido en Haití ha llegado a las Major League Baseball, de hecho, en las ligas menores en 2015 y 2016 solo jugó uno, el mismo. Se llama Estevan Haniel Florial, jardinero de los Yanquis que lanza a la derecha y batea a la izquierda, a quien MLB.com y Baseball America colocan como uno de los mejores prospectos de la industria y puede ser pionero.

Grandes Ligas no ha desaprovechado su talento y origen para presentarlo como símbolo de la internacionalización del béisbol y el nueve de julio lo incluyó en el equipo del mundo en el Juego del Futuro en Miami con la bandera haitiana en su pecho.

Pero Florial, que asegura haber pasado la mayor parte de su vida en la República Dominicana, dice en un claro español caribeño como en un inglés fluido que nació en Barahona en 1997 de una haitiana mientras que a su padre biológico nunca lo ha visto.

Más de un equipo de la Lidom (el más reciente el lunes) ha pedido que se le incluya como dominicano en el sorteo de novatos del 13 de septiembre. El caso podría conocerse el próximo martes en la liga.

Es una petición, pero de momento el guardabosque no reúne los requisitos para cumplirla y él o los que los ponderan tienen hasta el ocho de septiembre para justificarlo, al menos para la edición de este año.

El jugador, si no está registrado como dominicano, debe presentar una documentación (pasaportes, acta de nacimiento, cédula, etc.,) o tarjeta de ciudadanía tal como hicieron los cubanos naturalizados Raúl Valdés y Kendrys Morales para jugar como nativos.

Los hijos de dominicanos nacidos en el exterior como Cole Figueroa, Julio Borbón, Emmanuel Burris y Mel Rojas Jr, no requieren ese trámite, pero una fuente consultada en la liga explicó que los hermanos Zach y Buck Britton sí enviaron un acta de su madre, que es hija de una dominicana, para poder ingresar al sorteo de 2012.

Florial asegura a todo el que le pregunta que su madre lo inscribió en la escuela con el nombre de Haniel D’Oleo, pero cuando en 2014, ya residiendo en los alrededores del Hipódromo V Centenario, estuvo hábil para firmar la MLB descubrió que esa identidad era falsa y lo suspendió por un año.

Su madre viajó de inmediato a Haití donde obtuvo una acta de nacimiento que dice el joven nació en Puerto Príncipe en 1997, la MLB aprobó el documento, y en 2015 el jugador, entrenado por Bernardo Tatis, recibió un bono de US$200 mil, una décima parte de lo que de acuerdo al New York Post los Mulos del Bronx estaban dispuesto a dar un año antes cuando tenía 16.

“Sería una decisión muy difícil, yo diría que con cualquiera de los dos”, le dijo Florial a Leo López en una entrevista colgada en YouTube sobre la nacionalidad que quisiera representar cuando lo entrevistó en Miami, el nueve de julio. “Al fin y al cabo yo represento a los dos, tanto a los dominicanos como a Haití. Cualquiera de las dos banderas estaría orgulloso de portarlas”.

“Llego como si fuera el 50% de cada uno. Tanto como para representar a Dominicana si tengo que hacerlo lo voy a representar orgullosamente, igualmente como a Haití, porque al fin y al cabo me siento dominicano”, reiteró. Este año, su tercero en ligas menores, jugando con los Charleston River Dogs (Clase A), batea para .299 con 11 cuadrangulares y 41 remolcadas en 328 turnos y 87 partidos.

Por Nathanael Pérez Neró
Share on Google Plus

About Gazcue es Arte

Lic. Comunicación Social y Bibliotecologia; Master Educación Superior y Política Internacional. Community Manager de @UASDFCS; Columnista @ElNuevoDiarioRD.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS POR VISITAR GAZCUE Y DEJAR TU COMENTARIO.